Crónica: Monkey Week 2019, jornada del sábado

1 diciembre, 2019
Redaccíon: dod Magazine

Derby Motoreta’s Burrito Kachimba - Monkey Week 2019

Redacción: Felipe Martínez | Foto: Javier Rosa

El cierre de Monkey Week estuvo marcado por la diferencia de público con respecto a los días anteriores y por la ausencia total de lluvia a lo largo del día. Por primera vez en todo el fin de semana se formaron colas a la entrada de los distintos espacios, llegando a haber algún momento tenso, como en la previa del concierto de Derby Motoreta’s Burrito Kachimba en el Teatro Alameda, donde la seguridad impidió la entrada a un grupo de gente con el concierto ya empezado y las quejas fueron en aumento.

El sábado era uno de los días con un mayor atractivo, ya no solo por DMBK, sino por otros nombres que llevaban tiempo sin asomar la cabeza por aquí, como Bestia Bebé. Uno de los descubrimientos del festival fue el de los italianos Bee Bee Sea, quienes tocaron a media tarde en el Escenario Jägermeister. Un trío de punk y garage que puso patas arriba la pista, sobre todo con su versión del clásico del rock italiano de The Rokes, Piangi Con Me. Simultáneamente, la gente que se acercaba desde el Espacio Santa Clara del concierto de TEXXCOCO salía visiblemente decepcionada con la banda canaria, a quienes acusaron de no tomarse nada en serio su directo.

Baiuca volvía a repetir set en el antiguo convento de Santa Clara, mientras que poco después los argentinos Bestia Bebé congregaban a una buena cantidad de gente en la Sala Holiday. La ola del indie rock argentino sigue teniendo un poso importante de fans en España y estos lo dieron todo durante el concierto. Comenzaron con Estamos Bien y continuaron con El luchador de Boedo. Desmintiendo cualquier cliché, parecían gente de pocas palabras, al menos sobre el escenario. Con una camiseta de Racing de Avellaneda y una foto de Maradona en la guitarra, rindieron su personal tributo a Rubén Paz. También sonaron los temas más emotivos como Patrullas del Terror y las muy esperadas Quiero mucho a ese muchacho y Fiesta en el barrio.

Si Derby Motoreta’s Burrito Kachimba estaban llamados a ser las estrellas de este Monkey Week, por aquello de ser la banda local más grande y un pelotazo en el resto del país, el personaje se los acabó comiendo. Mucha pose de rock, mucho pedir ruido al público y algún intento de liarla paliado por la propia seguridad del festival, pero en definitiva fue un concierto que sonó demasiado flojo en un espacio en el que mucha gente se quedó fuera del concierto. Aun así sonaron bien, presentaron su nueva versión de la Nana del caballo viejo y la gente entró de lleno al trapo con Aliento de dragón y El salto del gitano.

Para cerrar el festival de forma definitiva, Camellos fue la última actuación antes de los Dj set programados hasta las seis de la mañana. Con una presentación de su nuevo disco inminente en Madrid, cerraron por todo lo alto Embajadores, su álbum debut que los ha llevado a llenar las salas de toda España. Aunque el set de 45 minutos no les permitió tocar temas como Gol o Saicos, interpretaron todos sus temas famosos con los que la gente no paró de saltar y pegarse.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram