Crónica: Mastodonte en Teatro Español de Madrid

19 septiembre, 2019
Redaccíon: dod Magazine

Mastodonte - Teatro Español (Madrid)

Redacción y Fotos: Blanca Gemma

Llegamos al Teatro Español de Madrid… un gran tumulto de gente esperaba a las puertas, expectante ante lo que iban a presenciar. Y, a pesar de ser invitados al ensayo general, no sabían que iban a disfrutar de una obra maestra imprescindible que conformará, de aquí en adelante, parte de la historia de Asier Etxeandia y Mastodonte, y que esperamos exporten a más ciudades, ampliando esta experiencia a otros teatros.

Si bien nos sorprendimos en el pasado Sonorama Ribera con la espectacularidad de su concierto, a caballo entre el teatro, la música y la danza, en esta ocasión el proyecto escénicomusical de Asier y Enrico Barbaro quedaba elevado a un piso aún superior. Mastodonte, un proyecto creado hace escasos meses, está consiguiendo revolucionar la escena de la música nacional, impactando sobre la concepción clásica de “concierto”, con su innovador planteamiento que conforma toda una experiencia emocional y sensorial, en la que Asier demuestra además su versatilidad sobre la tarima. Bajo el concepto de la búsqueda de nuestra propia identidad, viajamos por diferentes momentos del ciclo de la vida, desde antes de nacer o la propia muerte, que Mastodonte convierte en una completa fiesta.

Con un público un tanto conservador, comenzábamos la obra sentados, siguiendo el patrón clásico de un espectador de teatro que poco a poco Asier acabaría transformando en emoción, bailes y saltos de los palcos. Entre las primeras filas, compañeros del gremio como Pepón Nieto o Javier Collado Goyanes, que se quedaban tan impresionados como nosotros al ver salir al escenario a Asier, con un laborioso vestuario, empujado en una silla de ruedas por médicos mientras gesticulaba con aspecto apagado, enfermo. Así el público comenzaba a dar palmas en lo que ya atisbábamos iba a ser una “función” límite entre el teatro y el concierto, mientras nos empapábamos de Lord Byron.

Mastodonte - Teatro Español (Madrid)

Más adelante, unas proyecciones de un bebé nos daban a entender estar presenciando el nacimiento de un nuevo ser, que llegaba con El Blues del Niño impregnando también de cierta sensualidad a la sala, que se sorprendía con la salida de Asier por la entrada del teatro tras haber desaparecido unos segundos antes y que ahora regresaba por el pasillo central, provocador, con un megáfono con el que nos decía “quiero más”, mientras nos instaba a bailar y unirnos a la fiesta, que tan sólo acababa de comenzar, y que continuaría con “Bilbao”. Una canción en la que Asier nos aconsejaba… “Debéis saber de dónde venís para saber a dónde vais” y que él mismo arrancaba con un a capella con la voz desgarradora y rota.

Mastodonte - Teatro Español (Madrid)

Más adelante, volvía a bajar directamente desde el escenario para recorrer el pasillo y explicarnos qué era el Mastodonte, y sobretodo, qué significaba para ellos, mientras agradecía a todos su asistencia. El Mastodonte, como muchos piensan, no es la vida, la que pesa y a veces te deja paralizado, el miedo a la sociedad o la ignorancia… el “no puedes, no debes, no hagas el cambio”… Eso, es mentira. El verdadero Mastodonte es el que se libera de sus cadenas y expresa su exclusiva belleza. Con ello, nos introducía “Fuerte y Lento”, con intención de hacernos el amor, a cada uno de nosotros, porque como Asier también nos comentaba, hay muchas formas de hacerlo, y esta es una de ellas. Enrico bajaba también junto al público con una guitarra acústica, para acompañar a Asier en uno de los momentos más íntimos de la noche, cantando a los ojos partes de la canción… algo que algunos afortunados como nosotros tuvimos el placer de experimentar, y que hizo clavar su mirada hasta penetrar el interior de nuestro alma. Con las sensaciones a flor de piel, emergíamos de este mar de sentimientos para presenciar una pausa que amenizaron con parte de “Anatomía de un Éxodo”, videoclip oficial proyectado en el Teatro Español del que se componen sus tres canciones “Malenka” (La llamada), “Glaciar (El Viaje)” y “Este Amor” (La llegada).

Para sorpresa de nosotros, en esta segunda mitad también pudimos presenciar la aparición del compañero Hugo Silva, que caracterizado como uno más del elenco, aparecía elevado en el centro del escenario, tocando un instrumento de percusión rudimentario, mientras el público aplaudía. En esta parte donde nos acercamos al final, Mastodonte nos traslada a un ambiente más bailable, más de club, donde hace los honores a David Bowie versionando su “Let’s Dance” para todos nosotros. Para terminar, siguiendo el hilo de su disco, nos regalaba “Mastodonte”, despidiéndose de nosotros con un vis provocado por los cinco minutos de aplausos y ovaciones con “Redención”, el tema más popular de la banda. En definitiva, un proyecto sin precedentes que Asier Etxeandia, Enrico Barbaro, Iván Prada, Pino Rovereto y Domi Oliver han dado forma en esta espectacular presentación.

Mastodonte - Teatro Español (Madrid)


MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram