Crónica: Mad Cool Festival 2018, jornada del viernes

14 julio, 2018
Redaccíon: dod Magazine

At the Drive In - Mad Cool Festival 2018

Crónica: Dani Arrizabalaga y Asier | Fotos: Dani Arrizabalaga

DANI

Segunda jornada del Mad Cool Festival con dos grandes cabezas de cartel Jack White y los esperadísimos Arctic Monkeys.

La primera parada obligada era la cita en el escenario Madrid te abraza con At the Drive In. Llegaban al Mad Cool con su nueva referencia Interalia bajo el brazo, y en apenas 45 minutos presentaron un repertorio variado. De este nuevo ciclo sonaron Hostage stamps, Governed by contagions o No Wolf like the present, pero también viejas glorias como Napoleon solo, One Armed Scissor o Arcarsenal.

Es casi imposible no caer en las comparaciones con la primera etapa de la banda, con esos directos explosivos y con dos grandes discos como son In/Casino/Out y el enorme Relationship Of Command. La voz de Cedric ya no es lo mismo y el y todos lo sabemos, ayer se parodió a si mismo mostrándose con mascarilla de oxígeno y los pantalones bajados en un claro gesto de honestidad y humor. Pero es innegable que lo da todo: salta, interactúa con sus compañeros, tira micros continuamente y se arrastra por el suelo. Siempre alegra verlos.

Snow Patrol - Mad Cool Festival 2018

Snow Patrol aparecían en el escenario principal para ofrecer un repaso de su carrera. Otra banda que venía de un parón que ya casi parecía definitivo. Gary Lightbody sonriente de principio a fin se mostró agradecido y con ganas de disfrutar del momento, voz perfectamente engrasada y sonido pulido.

Mientras el sol caía en Madrid en un atardecer mágico, pudimos escuchar Chocolate, Don´t Give In, Run y las coreadas You´re all i have y Chasing car”. Concierto notable con una buena selección de temas y con una banda entregada. Bien.

Antes de Jack White queríamos acercarnos a ver algunos temas de Ben Howard, y es que el de Londres se caracteriza por cuidar mucho sus actuaciones. El retraso de 10 minutos por dejar todo su backline chequeado y preparado lo demuestra. Menudo despliegue y más para un festival, con una pequeña sección de cuerda incluida. Algo delicado y frágil, mucho más disfrutable en un reciento más íntimo. Por exigencias del guion nos tuvimos que mover y solo pudimos ver el inicio de su actuación, de diez.

La proyección en la pantalla con una cuenta atrás nos iba informando del tiempo que quedaba para ver aparecer en escena al bueno de Jack White. El de Detroit, que deambula entre paisajes garajeros y el blues, dejo contento al personal. En un escenario decorado con el buen gusto que le caracteriza, entretuvo al personal a base de potencia eléctrica y energía contenida. Interpretó Steady as she goes de The Racounteurs, temas propios como Connected by love o Love interruption y también hits de The White Stripes como Black Math o la que no podía faltar para cerrar su show, Seven Nation Army.

Arctic Monkeys - Mad Cool Festival 2018

Locura generalizada cuando aparecieron en escena los Arctic Monkeys encabezados por su frontman Alex Turner. Abrieron con Four out of five y Brianstorm. Sus fieles estaban encantados, sobre todo cuando se iba confirmando lo esperado, que, a pesar de tener un disco nuevo, iban a brindar una actuación repleta de los grandes éxitos de su carrera y dejando un poco de lado su polémico Tranquility Base Hotel & Casino.

Turner se gustó, bailes a lo fiebre del sábado noche y actitud desafiante que arrancaba la histeria colectiva. Destacamos I Bet You Look Good on the Dancefloor, Do I Wanna Know?, Don't Sit Down 'Cause I've Moved Your Chair y el cierre tras un bis que contenía Star Treatment o la redonda R U Mine.

ASIER

Dudábamos si cubrir el con concierto de Franz Ferdinand o acudir a la carpa para ver a Massive Attack, nos decantamos por estos últimos y como ya os contamos a primera hora de la mañana, la cosa no fue nada bien.

Al Mad Cool Festival le están creciendo los enanos. Y es que después de una primera jornada con grandes problemas organizativos, que además de quemar las redes sociales también han llegado hasta los telediarios de varias cadenas de televisión, ayer hubo un nuevo tropiezo.

Aunque el problema en los accesos se solución en el día de ayer, no el tema de barras cerca de algunos escenarios, el festival madrileño volvió a sufrir la ira de sus asistentes después de que Massive Attack decidieran no actuar en la noche de ayer.

Los de Bristol tenían que aparecer en el escenario Loop a eso de las 01:45, pero lo de coincidir con Franz Ferdinand no les hico mucha gracias (¿recordáis esto mismo en el Low Festival de hace cuatro años?) y decidieron pasar del asusto y dejar tirados a miles de sus seguidores.

Claro… con la red de telefonía móvil saturada y una organización haciendo mutis por el foro, la espera y la desinformación se alargó hasta algo más de las 03.00 de la noche, cuándo finalmente se comunicó por pantalla la cancelación de Massive Attack.

No queremos que esta crónica de la segunda jornada del Mad Cool finalice con un regustillo amargo, así que debemos decir que a primera hora de la tarde disfrutamos del concierto de nuestro querido Kevin Morby. Con un sol de justicia y un escenario que ya estaba preparado para los Arctic, el telón de fondo ya rezaba MONKEYS en letra mayúscula,  el ex-The Woods ofreció un concierto ideal para sus fieles... tan ideal, que probablemente fue un tanto duro para los que se acercaban a su música por primera vez.

El show del músico norteamericano comenzó con la presentación de  su último álbum City Music, así que empezando por la canción que da nombre al disco, continuamos abrazando el medio tiempo gracias a temas como Crybaby, Dry Your Eyes o Come To Me Now. A todo esto, parece que lo de tener en la chepa el telón de los Arctic no le hizo mucha gracia al bueno de Kevin, así que durante el concierto presentó repetidamente a la banda como los MONKEYS. Y seguro que algún despistado se fue a casa con la idea de haber descubierto a un gran grupo que se llamaban parecido a los de Sheffield.

El concierto se caracterizó más por un excelente sonido y una precisión quirúrgica en la ejecución de los temas, que por un ritmo trepidante. Cuándo vas a un concierto de estos, sabes de primeras que la cosa irá pausada, pero quizás el hecho de imprimir un poco más de ritmo al concierto hubiera sido mejor para todos.

En cualquier caso, además de la presentación de su último disco, tuvimos la oportunidad de alegrar los oídos con temazos como Singing Saw, Cut Me Down o I Have Been to the Mountain. Con la poca gente que nos reunimos en este concierto y el sol achicharrándonos las orejas, el sonido de indie-rock y folk americano de Morby nos llevó directos a un desierto de Estados Unidos o un bar perdido en el estado de Tennessee donde solo se sirve Whisky-

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram