Crónica: Low Festival 2022 - Jornada del viernes 29/07

[kkstarratings]
30 julio, 2022
Redacción: Fran González

Low Festival 2022

Las ganas de volver a clavar la bandera Lower en la Ciudad Deportiva Guillermo Amor se sentían presentes desde primerísima hora de la tarde del viernes 29 de julio, cuando los asistentes se agolpaban entre vítores, cachondeo y ansia al otro lado de las vallas de entrada, pendientes y expectantes del pistoletazo de salida ofrecido por los trabajadores del recinto. Y no es para menos, si tenemos presentes los dos años de parón que el festival más querido de Levante ha sufrido a causa de esa pandemia ya citada hasta la saciedad. Notablemente tocado por las circunstancias, el Low Festival volvía en 2022 con la misma energía intacta con la que le dejamos en aquella añorada antigua normalidad, y como gato panza arriba se ha defendido contra los elementos tratando de rescatar un gran porcentaje de nombres que estaban destinados a aparecer en su prometedora edición de 2020, que por razones lógicas no pudo tener lugar.

Aún con la mirada más puesta que nunca en nuestra escena nacional, el Low Festival ha logrado en este 2022 conservar algo que ya viene siendo marca de la casa desde sus más de diez años de actividad, y es esa habilidad para saber satisfacer notoriamente los gustos de todos sus asistentes, cada vez más abiertos y diversos a consecuencia de esa explosión de nuevos géneros que poco a poco se han abierto hueco en el catálogo del mal nombrado indie.

Si tenemos en cuenta la sobre-explotación de festivales que semanalmente se suceden en nuestra geografía –y más en época estival-, es oportuno comenzar esta crónica citando los aspectos que, sin ser obras de ingeniería superlativa, son motivos de palmada en la espalda para la organización. Simplemente, y considerando las altas temperaturas que asolan la costa Mediterránea en esta época del año, el mero hecho de que hubiera fuentes públicas de agua potable y de libre acceso para los asistentes fue ya un aprobado directo para sus responsables, así como además el mero y simple hecho de que la cobertura no fallara en ningún momento de la noche y nos permitiera a los asistentes comunicarnos por teléfono y hasta actualizar nuestras redes en tiempo real. Parecerá de Perogrullo, pero ya os puedo asegurar que no son aspectos que ahora mismo puedan garantizar a día de hoy todos los festivales.

Pero vamos a la música, que es, a fin de cuentas, lo que nos compete. La diversidad, tal y como mencionábamos al inicio de esta crítica, es probablemente el elemento más destacable de esta edición y de la pertinente jornada que nos ocupa analizar. Tanto si eres un pureta y lo tuyo son los nombres de toda la vida, como si tienes el radar más abierto y lo que te va es descubrir artistas nuevos que están comenzando a dar sus primeros pasitos en dirección al éxito seguro, Low Festival tiene para ti un hueco en su apretada programación. Asumiendo ya que vivimos en la edad de las prisas festivaleras y apenas podemos dedicarle un 50% de nuestra atención y tiempo a cada acto programado, los abajo firmantes optamos –salvo contadas excepciones- por echarle un ojo a las propuestas que el Escenario Radio 3 nos ofrecía, fuertemente orientadas a dar espacio tanto a nombres consagrados (Triángulo de Amor Bizarro, Joe Crepúsculo o Belako), como nombres que apuntan alto y que ya lo están demostrando con crédito (Paco Moreno, Jimena Amarillo o Dora). Si bien el mencionado escenario no ofrecía las condiciones técnicas y logísticas que sus otros hermanos mayores, sí permitía a los artistas desarrollar una conexión mucho más humana y próxima con sus atentos oyentes. Al bueno de Paco y su rumba mutante le tocó la dura tarea de caldear el ambiente cuando todavía el circo estaba a medio montar. Pero no pasa nada, éramos pocos pero valientes, y su buen rollo natural hicieron el resto. Con el público ya más entrado en faena, Jimena Amarillo demostró lo bien que se le da construir un ambiente seguro para sus seguidores y seguidoras, haciéndose sentir como una más dentro de la maraña de asistentes, interactuando con estos hasta lograr caer bien y dándonos exactamente lo que buscamos: historias con las que sentirnos representados, emocionarnos, pero también movernos.

En los escenarios aledaños, por supuesto, también estaban sucediendo cosas, y por estar perpetradas por nombres de la vieja guardia de nuestro pop no se merecen una menor mención. Y es que, aunque el horario y el tórrido calor nos lo pusieran difícil, el arsenal de temas que El Columpio Asesino atesora ya y la incandescencia con la que Cristina Martínez brilla por sí sola, hacen que el sol no fuera lo única cosa que nos cegara ayer. Poco más que añadir al arrollador paso de Dorian en el Escenario Vibra Mahou, capaces de todo gracias a su buen hacer y su técnica depurada, pero sobre todo demostrando una vigencia innata gracias a esa forma de reinventarse y combinar sus siempre efectivos hits (A Cualquier Otra Parte, Los Amigos Que Perdí, Tormenta de Arena) con nuevas y fresquísimas incorporaciones a su repertorio (Dual, con emotiva dedicación incluida y un buen bofetón a todo lo que aún está por hacer en nuestra sociedad).

Belako - Low Festival 2022
Foto: Rafa Galán

Las circunstancias técnicas no permitieron que la actuación de Belako arrancara con la fluidez que estos pretendían (cosas del directo), pero Cris Lizarraga y compañía demostraron tener recursos de sobra para lograr que la cosa no decayese. Aunque, y esto es una opinión muy personal que me permitirán incluir, su portentosa talla demostró no estar hecha para las tablas asignadas, pues su catártica energía y su arrebatadora puesta en escena (que hasta incluyó un pequeño vistazo a las dotes paralelas de Josu Billelabeitia, que tan bien conocemos ya en esta casa) fueron un evidente ejemplo de merecerse mucho más. Esperamos que la próxima vez que un festival les abra sus puertas sean las de delante y estos tengan la oportunidad de desplegar sus dotes en un enclave a su altura. Suscríbase lo mismo para el show de shoegaze atlántico y dreampop vaporoso, siempre delicioso, que ofrecieron seguidamente Triángulo de Amor Bizarro, también algo condicionados por las dimensiones ofrecidas en aquel estrecho escenario, pero que desde luego supieron resarcir gracias a unas cualidades aplaudidas y queridas por sus asiduos fieles.

Mientras el foco permanecía irremediablemente puesto en el espectro nacional, Metronomy y !!! (Chk Chk Chk) fueron los encargados de poner algo de color internacional al programa de mano (los últimos, eso sí, asignados a un horario inabarcable para los que ya tenemos cierta edad, que Nic Offer nos perdone). A los que sí tuvimos el gusto de acercarnos y ver una vez más fue al mencionado quinteto británico liderado por Joseph Mount, que de seguro confirma con ese juego entre jam session popera (y su irresistible puntillismo fresco), clásicos inmortalmente perdurables en nuestro bagaje (Everything Goes My Way, The Look) y hits de nueva época (Things Will Be Fine) tenerle bien cogida la medida a su abanico de recursos (casi dos décadas en esto, quieras o no, se terminan notando).

Irresponsablemente por nuestra parte, y más si consideramos que aún nos quedan dos jornadas más a la vista de este Low Festival 2022, quisimos cerrar el círculo volviendo al Escenario Radio 3 con el fin de permitir que nuestro macarra favorito pusiera el broche de oro a la noche. Joe Crepúsculo tiene muchas caras, tantas como proyectos nos ha entregado a lo largo de su granada carrera, por eso ahora no nos sorprende verle enfrascado en esa vorágine personal de techno, bakalao y feria que es capaz de inyectarnos energías cuando más falta nos hace. Nos presentó a todos sus nuevos compañeros de viaje: el irreverente Jose House, los vendedores de Tecnocasa, Abel Lorenzo de Los Vinagres haciendo un featuring inesperado para Pensar El Tiempo, y como no, su escudero en esta nueva andanza, el productor y multi-instrumentista estadounidense Aaron Rux. Semejante jarana no podía terminar de otra forma que no fuese reclamando a viva voz que nuestra fábrica de baile no cabe en vuestro corazón pequeño.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram