Crónica Leon Bridges - Madrid, La Riviera (19-09-2015)

21 septiembre, 2015
Redaccíon: dod Magazine

Leon Bridges

Redacción: Vitor Blanco

La Riviera ha traído a los ciudadanos de Madrid incontables experiencias musicales durante toda su historia. Y este sábado 19 de septiembre la mítica sala madrileña trasladó a sus huéspedes a los años 60. Aunque la buena sonoridad fue un factor importante, el mérito se debe en mayor medida al prometedor Leon Bridges (y acompañantes).

Juntos, dispuesto de la misma manera que ya habíamos visto en alguno de sus videoclips; devolvieron a la vida los mejores sonidos de la Texas de hace cinco décadas. Leon Bridges salió al escenario elegantemente trajeado: camisa y corbata, americana y pantalones altos. Sus movimientos y obviamente su música trajeron a Madrid el renacimiento del mejor góspel y soul. Presentando su debut Coming Home, recientemente estrenado y estrella de Spotify, uno entiende porque la prensa internacional lo considera el heredero directo de Sam Cooke.

La apertura de la noche vino a cargo de una desconocidísima Grace que, con su impresionante voz, impresionó primero a, literalmente, las veinte personas que la estaban escuchando y poco a poco a una sala casi abarrotada. La hipnosis colectiva continuó con la aparición del protagonista de la noche. Paradójicamente Bridges decidió comenzar con la última canción de su álbum. La íntima River daba el pistoletazo de salida a una constante sucesión de altibajos emocionales. A sus canciones más pausadas e introspectivas intercalaba sus cortes más bailables, haciendo saltar a toda una audiencia no especialmente destacable por su juventud. A River le siguió su hit Better Man, despertando a Madrid con su batería y saxos inconfundibles. Flowers, Smooth Sailin’ y Twistin’ & Groovin’ consiguieron lo mismo. En el otro extremo, Shine o Pull Away centraron la atención del público balanceante en la voz del texano.

Amor, desamor, seducción; y también religión, redención y perdón sonaron esa noche al igual que en su álbum. Literalmente. Igual. River nos hizo protagonistas de una road movie; Smooth Sailing nos subió a un barco sin rumbo (¿o se trata de una metáfora del amor?). Con Coming Home y Better Man vimos aun Bridges enamorado. “I’d swim the Mississippi river if you give me another start, girl”. Por el contrario, en Pull Away lo presenciamos desenamorándose; y en Twistin’ & Groovin’ siendo rechazado. No faltaron nuevos temas, y tampoco viejas y desconocidas joyas.

Los aplausos no cesaron a lo largo de hora y media. Y sorprendieron al mismo cantante y a toda su banda. Parece que su paso por el South by Southwest texano y el mismo Glastonbury no lo preparó lo suficiente para lo que se encontraría en Madrid. “Pensé que iba a actuar delante de 10 personas” llegó a afirmar en algún momento de la noche. Y quizás le habría sido más cómodo. Parece que a Bridges todavía le cuesta acostumbrarse a la fama. A su directo se le echa en falta una mayor conexión con el público. Sus miles de “thank you” se ahogaban y solo dejaba de cantar para anunciar el título de su siguiente canción. Solo hacia el final empezó a soltarse. Quizás al descubrir que entre la audiencia había un grupo de chicas de su Texas natal. Cedió el micrófono a la audiencia para corear Coming Home. También se atrevió a bromear sobre sus padres (que por cierto, ¿estaban en la sala?) antes de la conmovedora Lisa Swayer (dedicada, como no, a su madre); e incluso a bailar sin tapujos en un último y largo arrebato de pasión soul que arrancó los pies del suelo y las manos de los bolsillos a los madrileños. Llegaba después de un falso final de calma hipnótica.

La sensación final era unánime. Sus canciones viejas y los cortes del álbum lo elevaban a protagonista del soul actual, y los nuevos temas lo conducían poco a poco por los senderos hacia la leyenda. Lo cual sorprende aún más de mano de un jovencísimo (29 años) ex – frega platos. Gene Chandler, Marvin Gaye, Ben E. King; y por supuesto, Sam Cooke, son inolvidables cuando se presencia su directo. Solo el tiempo, y su talento, dirán si este sábado hemos tenido la oportunidad de asistir al nacimiento de un gran nombre de la música afroamericana retro.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram