Crónica: Lagartija Nick en Madrid, sala Joy Eslava [28-09-2018]

1 octubre, 2018
Redaccíon: dod Magazine

Lagartija Nick - Madrid - 2018

Crónica y Fotos: David Moya

Treinta años, que se dice pronto, es el tiempo que nuestros protagonistas llevan reunidos para hacer música y cambiar, o al menos contribuir, a la escena musical de nuestro país. Aunque estaría mintiendo si dijera que no han traspasado fronteras, puesto que Lagartija Nick participaron en un disco que rompió en dos al mundo del flamenco. Pero eso es otra historia, y de Omega, ya hablaremos en otro momento.

En 2017 veía la luz su última trabajo: Crimen, Sabotaje y Creación. Un álbum que les ha llevado a recorrerse las salas y festivales de todo el país, pero que anoche llegaba a su fin en la Joy Eslava de Madrid. Sorprendentemente empezaron con la más estricta de las puntualidades y ante un recinto abarrotado, pese a no haber anunciado el sold out.

Antonio Arias y los suyos comenzaron fuerte, haciendo saltar a los asistentes, cosa que me llamó la atención ya que la media de edad del público podía rondar perfectamente los 40; y a esas edades ya se sabe.

Sonaron temas de su último trabajo, como Analema, La ira de noviembre o Mapa de Canadá; pero también pudimos escuchar clásicos como 20 versiones, Strummer/Lorca o Nuevo Harlem. Todo ello como derroche del más puro rock y la mayor calidad musical posible. Y es que Lagartija Nick funciona como una máquina perfectamente engrasada, dejando claro en todo momento por qué son tan importantes en la escena.

Otro de los momentos diferentes y emotivos de la noche fue cuando salió el cantaor Jose María Carrillo para interpretar el inicio de la canción de La leyenda de los hermanos Quero. Presentado por Antonio como “el primer preso de la democracia encarcelado por sus letras”. Y es que eso son Lagartija, rebeldía e irreverencia.

Eric - Lagartija Nick - Madrid 2018El concierto concluía con la sustitución de Eric en la batería por David Fernández para interpretar los últimos temas, cosa que ya ocurrió en la gira de Omega allá por 1996 por la incorporación del primero a Los Planetas. Este hecho me encantó, porque te hace ver la capacidad que tiene cada artista para impregnar su estilo propio a un conjunto. Todo cambia. Y en el caso de Eric aún más. Él ha conseguido que podamos escuchar una canción con los ojos cerrados y saber perfectamente que es él mismo el que aporrea el instrumento, pero no solo eso, si no también podemos apreciar con qué grupo lo está haciendo. Porque si escuchas una canción de Los Planetas y otra de Lagartija Nick, nadie se atrevería a decir que el batería es el mismo, y ahí reside su magia.

Anoche en Madrid se demostró que tenemos Lagartija para rato, y es que un setlist de 27 temas tocados de esa forma y sin parar, dejan claro que los años no pasan por los de Granada. Así que debemos estar de celebración. Esperamos que el próximo disco llegue pronto, cosa que pinta bien, ya que anoche también tocaron una canción inédita que irá incluida en él. Lagartija Nick: historia viva y eterna.

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram