Crónica: La La Love You en Madrid, Nuevo Teatro Alcalá (06-03-2021)

8 marzo, 2021
Redaccíon: dod Magazine

La La Love You

Redacción: Noemí Valle Fernández

El sábado 6 de marzo la música le echó un pulso al aburrimiento dejando una noche victoriosa a manos del grupo del momento. El Nuevo Teatro Alcalá abrió sus puertas de par en par mientras el público tarareaba los temas de La La Love You en busca de la butaca asignada, antes de que el telón cayera y la adrenalina inundara la sala. Eran las nueve de la tarde, esa hora mágica que anuncia la noche, cuando el cielo se vuelve tímido y los focos del escenario se encienden como una especie de faro, la sensación era la misma, porque durante una hora y cuarto el público se volvió a encontrar en cada canción del grupo para ser todo lo libre que te permite ser la música.

El fin del mundo y el principio de la fiesta

David Merino, Roberto Castrillo, Rafael Torres y Celia Becks abrieron el concierto decididos a llenar el teatro con todos los temas que han trasladado a la banda madrileña de punkipop hasta lo alto de las listas, canciones cargadas de buen rollo que consiguieron que la velada también fuera una fiesta. El público se bebió de un trago La pócima del amor y desde el primer minuto las gradas no dejaron de balancearse y agitarse al ritmo de la banda sonora del 2020. Irene y Susana, no tardaron en aparecer en forma de canciones recién extirpadas de las entrañas del patio de un instituto junto a uno de los temas más pegadizos de todos: Más colao que el Colacao.

El escenario era el epicentro de la verbena y mientras los fans gritaban los estribillos sin tregua sonaron las primeras notas de Laponia y el teatro entero se fue de viaje tres minutos al Círculo Polar cantando al unísono: “ni los valles glaciares ni los siete mares van a conseguir separarme de ti”. Una carta de amor tras otra, una película tras otra del amor adolescente y primerizo, todo nuevo, todo catastrófico y todo frenético. No hay duda de que todas esas letras directas y sin adornos fueron las culpables de que las entradas se agotasen.

El concierto fue una sorpresa continua. La primera explotó cuando La La Love You invitó a toda la sala a una conversación en un chat de grupo de WhatsApp, la cual se proyectó en el escenario porque a falta de no poder subir a algún afortunado junto a la banda, el público pudo estar ahí arriba de forma diferente.  La segunda sorpresa también fue en formato canción: La canción del verano el nuevo tema del grupo que aún no ha llegado a las plataformas y que las gradas aplaudieron porque sabía a salitre y arena y porque era cañero como ninguno. La tercera sorpresa llegó de la mano de Arkano y Suu que cantaron junto a La La Love You la versión de Quédate conmigo de Pole que sacaron durante la cuarentena y que juntaron por primera vez desde el mismo lugar esa noche. La cuarta sorpresa fue un regalo del propio Arnako que se lanzó a improvisar letras bajo la melodía de la banda y los aplausos del público.

El concierto anunciaba el final y la canción estrella se hacía de rogar. Las ovaciones ininterrumpidas lideraban el teatro, fue entonces cuando llegó el fin de la noche y El fin del mundo. Fue como una especie de éxtasis, el público botaba sentado desde la butaca, incapaz de bajar los brazos. Los cuerpos danzaban apretados en las nuevas normas y aún así liberados por la magia de la canción que ha sido la banda sonora de un año que parecía ser el fin del mundo. Allí todos tenían una cosa clara: si algún día llega el final de los finales, que sea en un concierto.

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram