Crónica: James Holden en Madrid - Sound Isidro 2019

13 mayo, 2019
Redaccíon: dod Magazine

James Holden - Sound Isidro 2019Redacción y Fotos: Adrián Gallego

Tras su concierto en la última edición del Mad Cool Festival hace menos de un año, James Holden volvió a visitar la capital el pasado jueves en el marco de la quinta edición de Sound Isidro. El espectáculo que el productor británico presentó en la Joy Eslava fue semejante a los conciertos que ofreció el año pasado en festivales españoles como el Mad Cool, el Primavera Sound o el Noroeste Estrella Galicia, haciendo que quienes ya lo hubiesen disfrutado en algunas de esas fechas tuviesen una molesta sensación de deja vu.

Y es que James Holden lleva girando con el mismo formato y prácticamente el mismo setlist desde que publicó en 2017 The Animal Spirits, el primer álbum que firma como banda. Esto no quiere decir ni mucho menos que el británico haya estado de brazos cruzados durante este último periodo, el pasado año publicó trabajos como la banda sonora del documental A Cambodian Spring y una interesante colaboración con el músico marroquí Maalem Houssam Guinia, hijo de la leyenda de la música gnawa Maalem Mahmoud Guinia. Recientemente también retomó una faceta que tenía abandonada publicando su primer remix en prácticamente una década: un remix para Lost Souls of Saturn, el nuevo proyecto colaborativo de Seth Troxler.

Pese a la previsibilidad del concierto, el espectáculo de Holden y su banda sigue siendo una interesante forma de trasladar al directo la música electrónica, abandonando el simple acompañamiento de banda que usan músicos como Oneohtrix Point Never o The Field, para acercarse al free jazz y a los ritmos tribales.

James Holden - Sound Isidro 2019

El repertorio de la noche estuvo conformado, como nos tiene acostumbrado, por temas de Animal Spirits como Spinning Dance, Each Moment Like The First, Pass Through Fire o el tema homónimo The Animal Spirits, junto a clásicos de su anterior trabajo en solitario como Blackpool Late Eighties o Renata. La aleatoriedad que le da al concierto el hecho de que hubiese espacio para la improvisación, tanto por la parte de la banda como por parte de Holden que, ajustando un par de knobs, podía cambiar por completo el timbre de las melodías de sus loops, hizo que en el concierto hubiese canciones que ganasen como The Caterpillar's Intervention y otras que perdieran como la diluida Gone Feral.

En casi todas las canciones que interpretaron nos encontrábamos con una estructura parecida. Holden lanzaba un loop con su portátil que pasaba por el sintetizador modular o tocaba directamente las melodías con un teclado y el batería lo acompañaba con un ritmo repetitivo de tintes kraut que mantenía intacto durante toda la canción mientras que el otro percusionista metía variaciones rítmicas improvisadas con toda clase de instrumentos y herramientas. Por su lado, Etienne Jaumet y otro saxofonista iban improvisando en base al loop de Holden, tejiendo entre todos una intensa atmósfera melódica y rítmica.

Como siempre, una experiencia muy disfrutable pese a que la fórmula comienza a estar un poco vista. Esperemos que en su próxima visita el músico británico haya renovado un poco su propuesta.

James Holden - Sound Isidro 2019


Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram