Crónica: Dorian en Madrid, sala La Riviera [08-11-2018]

[kkstarratings]
9 noviembre, 2018
Redaccíon: asier

Dorian en Madrid, sala La Riviera [09-11-2018]

Crónica y fotos: David Moya

Cinco años sin un disco completa y enteramente nuevo quizás son muchos, pero la espera no se hace tan larga si de por medio un grupo sigue girando como ha sido el caso de Dorian. Esta semana llegan a la capital para hacer tres Rivieras seguidas, la del viernes y el sábado con el cartel de “no hay entradas” colgado y con la noche del jueves rozando el lleno absoluto. Y anoche fue esa noche.

Tras una actuación simpática y divertida de Betacam con sus teclados, y que consiguió hacerme bailar antes de tiempo teniendo en cuenta la actitud de pasmarote que me gasto antes de cada concierto y si el mismo no me está gustando mucho; aparecían con puntualidad inglesa todos los integrantes de Dorian para presentarnos por fin en una sala ese esperado Justicia Universal que veía la luz en mayo.

El concierto fue una absoluta fiesta llena de confeti, como es habitual, desde el principio con La isla o Verte Amanecer. Colaboración incluida con Rayden en el tema que da nombre al último trabajo de Dorian; que contienen una letra crítica con el sistema y que probablemente por eso mientras Rayden se iba se le pudo escuchar decir: “¿Dónde están los audios Cospedal?”.

Pero la fiesta seguía entrelazando temas nuevos como Vicios y defectos, cuyo videoclip será presentado en las próximas semanas; o clásicos como Paraísos Artificiales o A cualquier otra parte. Aunque la mejor canción para mí sea La mañana herida, que también llegó antes del punto álgido de la velada con La Tormenta de Arena.

Dorian en Madrid, sala La Riviera [09-11-2018]

Como anécdota decir que tras Los amigos que perdí se despidieron, pero debían volver a aparecer en escena según el setlist, el teclado y los dos micros que montaron para interpretar Tristeza, pero la sala se vacío demasiado rápido pensando que el show había acabado, y quizás por eso optaron por no salir una vez más. Por eso no soy fan de los bises, y menos en tiempos en los que la gente vive con prisa. Pero bueno, ahí queda como anécdota.

Anoche salí sorprendido de La Riviera, y aunque siempre los conciertos de Dorian se parecieron a una fiesta, creo que lo que vimos anoche por fin se convertía en una. Se pudo ver a todos los integrantes disfrutar sobre el escenario, todo ello si lo comparamos con la actuación de los catalanes en la misma sala hace justo dos años; cuando la única que parecía disfrutar del escenario era una radiante Belly, que haciendo memoria creo que jamás la he visto sin una sonrisa en la boca. Marc ha perdido esa rigidez sobre el escenario que tanto le caracterizaba y ha optado por una actitud más entregada, más animada, y sobre todo menos introspectiva. No sé si todo esto se lo ha dado el que quizás sea su disco más luminoso hasta la fecha, el momento personal que atraviese la banda o sea una mezcla de ambas. Pero esa actitud canallita conecta mejor con el público, así que esos son los Dorian que queremos ver sobre las tablas; un Dorian que te mire a los ojos, de tú a tú.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram