Crónica del VIDA 2016 - Sábado

4 julio, 2016
Redaccíon: dod Magazine

Basia Bulat - VIDA Festival 2016

Crónica: Daniel Luengo

Basia Bulat

El sábado iniciamos los conciertos con la canadiense Basia Bulat.

En el barco amarrado en pleno bosque, Basia ofreció junto a su compañero de bolo Andy Woods, un acogedor y brillante concierto que fue congregando gente según avanzaba, hipnotizados por la atractiva voz de la cantante. El Vaixell disfrutó una hora de su repertorio en la que incluyó una minimalista versión de Tu nombre me sabe a Hierba (1968), de Joan Manel Serrat con la que Basia mostró su alto nivel de castellano y nos trasladó a otra época para regocijo de los mas veteranos. El único pero del directo pudo ser que la vocalista rozó momentos edulcorantes innecesarios.

Kula Shaker - VIDA Festival 2016

Revival de los 90: Hannon, Kula Shaker y Nada Surf

Neil Hannon y su remozada The Divine Comedy pisaban un festival que les encaja a la perfección. Elegancia y saber estar sobre el escenario ante un público que quizá esperaba momentos mas festivos con piezas más alegres en lugar de recargadas aunque brillantes temas como son las de su último disco. La nueva banda de Hannon ejecutó con brillantez mientras el artista soltaba sus excelsas perlas sonoras más propias de una sala que un mega escenario.

Los otros cabezas de cartel de la jornada del sábado si tuvieron más en cuenta el contexto y nos transportaban a lo que bien pudo haber sido una noche en alguna edición de un FIB a finales de los 90.

En primer lugar, el buen hacer de Nada Surf sobre los escenarios, quienes de algún modo se pueden ver perjudicados por su experiencia. Tras verles pasar por el Vida y comparados con bandas noveles que actuaron sobre esas mismas tablas, habría que ver los focos qué atraerían los neoyorkinos si fueran novedad o si se tratara de una gira presentado su ópera prima.

Fuerza y un sonido ni mucho menos desactualizado para una hora y cuarto de directo que fue de menos a más, con un público entregado. Se ganaron al público con Weightless, Animal o The Fox, coreografía y charlas de Matthew Caws (que también aprovechaba para mejorar su castellano) y Daniel Lorca incluidas, cerrando el set con la mítica Popular y Always Love.

Con algo menos de energía, algo que unido al bajo sonido del escenario, provocaba que en ocasiones se escucharan mas murmullos que música, actuaron los Kula Shaker. Con la excusa de un nuevo trabajo bajo el brazo y aprovechando la ola revival, los ingleses pasaban por este VIDA 2016 para dar muestras de su mística especial bajo el aura de influjo hindú, acentuada en sus últimos álbums. Crispian Mills y los suyos no consiguieron enganchar a un público que se perdía entre estas composiciones. Aún así y como era de esperar, los asistentes -cuya media de edad rebasa la treintena- disfrutaron de temazos con los que crecieron en los 90 y que dieron fama al cuarteto.

Hush y Hey Dude pusieron patas arriba el recinto.

Terrier - VIDA Festival 2016

Guitarras en La Cabaña

El escenario de La Cabaña acogía nuevamente en esta segunda jornada de festival un amplio abanico de propuestas eminentemente guitarreras.

Para comenzar a desgastar suela, Terrier, enérgico cuarteto madrileño, a quienes seguir la pista en el futuro.

Ya entrada la noche, para aquellos que optaron por propuestas estatales en lugar de bandas consagradas internacionales, pudieron ver a Sen Senra. Los jóvenes gallegos divirtieron a propios y extraños con un sonido similar al de sus paisanos Novedades Carminha pero si cabe con sonido más maquetero. Destacable y curioso despliegue al micro del vocalista.

Una vez adentrada la noche en el bosque del VIDA, la Cabaña y sus aledaños quedaron pequeños para recibir a los murcianos Perro.

Para el cierre quedó un acertado final de fiesta, ya avanzada la madrugada, con Vida Djs pinchando soul y funky a base de vinilos.

Bizarro Crepúsculo

Para ir cerrando el festival, primero en su parte más meridional, el escenario de Cova presentaba a Joe Crepúsculo, lo que significaba una apuesta segura para la fiesta y el disfrute de autóctonos y foráneos. Y cumplió con creces el cometido en una hora de repertorio en la que repartió bacalao del bueno para los vilanovers como Crepus acuñó a los asistentes al festival.

A fuego, Maricas o La verdad fueron vitoreadas y palmeadas, dejando para el bis y apoteosis final, La fábrica de baile, tema que ya ha superado al propio Joe Crepúsculo.

Fin de fiesta

Para el cierre quedaron en los escenarios principales un nuevo concierto de !!! donde lo más interesante era ver si las caderas de Nic Offer aguantarían el desgaste de una segunda sesión después de su sesión mañanera para los mas playeros. Chk chk chk divertidos pero previsibles, entregados pero menos ricos musicalmente que en sus primeros trabajos, tienen en su epicentro del espectáculo a un cantante que destapa sus vergüenzas para ocultar aquellas que supuestamente deberían darles de comer. Sudar, sudan la gota gorda, pero viendo lo que fueron capaces, parece que prefieran exprimir la vía fácil y apostar por un espectáculo más televisivo (o de circo...) que musical.

2many djs pusieron el broche electrónico final en el escenario Masia dedicado a los amantes del genero tras el paso previo del noruego Lindstrôm a los platos.


MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram