Crónica del Festival Gigante 2017 - Viernes

2 septiembre, 2017
Redaccíon: dod Magazine

Love Of Lesbian - Festival Gigante 2017

Crónica: Javier Nieto / Foto: Patricia Ripple

Con la pulsera en la muñeca nos adentramos en la zona de conciertos. El Estadio Fuente de la Niña de Guadalajara es una ubicación ideal para un festival y que la zona de conciertos sea de césped, es una gran ventaja  para los que somos muy duchos en el precioso arte del baile festivalero. Primera sorpresa, 2x1 en cerveza hasta las 19h, ¡allá vamos!. Con una fresquita en la mano presenciamos la propuesta de Julián Maeso. El ex-Sunday Drivers se defiende como gato panza arriba con el Hammond y encandila con su rock-blues a los pocos respetables que a esas horas ya aguantábamos a pleno sol.

Tras leves problemas de sonido (se repitieron a lo largo de la jornada), Depedro, alter ego de Jairo Zavala, sube al escenario Gigante acompañado de toda la banda. Mi opinión sobre Depedro y El Pasajero creo ya se encuentra algo mermada al ser esta la sexta oportunidad que tengo de ver su directo durante la última gira. Saberse el setlist de memoria resta algo de magia, pero para mi el momento de forma de Depedro es lo más destacado del panorama nacional. Desde Como el viento hasta Comanche, largo repaso por sus cuatro álbumes en solitario. Con representación principal de El Pasajero, lo más aclamado fueron antiguas canciones del repertorio. Nubes de Papel es vibrante a oídos de un público rendido al cante comunitario, mientras que la deliciosa Diciembre suena como un disparo directo al corazón. Para mayor profundización en el grato sentimiento del amor, Jairo anuncia Te sigo soñando como su canción más romántica y nos sumerge en el baile agarrao. Pero Depedro no es solo eso y el baile, la cumbia y el desenfreno se manifiestan abiertamente en temas como El Pescador, DF o Llorona, con el que resulta imposible no cantar a viva voz (incluso llegando al chillido) es un himno al amor y al dolor, que suena de escándalo en la potente voz de Jairo.

El plato fuerte de la noche llega con Love of Lesbian, indiscutibles cabezas de cartes de esta primera jornada. La banda catalana son posiblemente la banda con más bolos por territorio nacional y su llegada a Guadalajara se estaba demorando en demasía. En este momento nos damos cuenta que puede ser la jornada con menor afluencia de público de todas las ediciones que hemos podido disfrutar de este encantador festival. Y esto es así, nos encanta el Gigante y en especial es por este hecho, con muchos detalles y muy buen ambiente, no está masificado y eso se agradece. Poder disfrutar de bandas de este calibre sin sufrir apretones, empujones o minis de cerveza que te calen los pies es un lujo que hay que preservar. Pero vamos al lío... Santi Balmes sigue en sus trece, es un frontman de los pies a la cabeza y parece que con el incansable Ricky Faulkner con el bajo en la retaguardia se siente mucho más agusto. De vueltas con El poeta Haley, los lesbianos están cosechando incontables éxitos, pero para mi aquel 1999 es inigualable y creo no ser el único en pensarlo, al ver como se sienten los títulos de aquel álbum, en los pies de los allí presentes. Allí donde solíamos gritar, Club de fans de John Boy, Algunas plantas, Incendios de nieve o la homónima 1999, son himnos de aquel histórico disco que cambió la vida de este grupo. Otros hitos destacables fueron Manifiesto Delirista, del EP Nouvelle Cuisine Canibal, con un bonito colage de retratos en la pantalla trasera o Toros en la Wii (Fantástico), catalogada por ellos mismos como posiblemente la canción mas extraña que hayan compuesto nunca (que ya es decir). Para cerrar el show la emotiva Planeador, que abre su último disco y con la que pusieron el broche de oro a una magnífica actuación que encandiló a todos y cada uno de los allí presentes.

Al contrario de lo que me ocurría con Depedro, era mi primera toma de contacto con el directo de Fuel Fandango. Ale y Nita son pura energía encima del escenario. Acompañados de bajo y batería, el dúo canario-cordobés en un torrente de groove, funky, electrónica, rock y flamenco. ¿Alguien da más?. Bajo una apariencia flamenca, no olvidemos la mezcla entre el inglés y el español, se esconde una magia que te deja descolocado. La puesta en escena, con los bailes y taconeos de Nita, ya te embelesa y la potencia de la banda encima del escenario acaban por convencerte de que aquí hay futuro y mucho. Con tres discos en el mercado, están a punto de concluir su gira con Aurora, por lo que esperamos nuevo material sin mucha demora. Para interpretar La Primavera llamaron a su amigo Jairo Zavala al escenario con unos buenos acompañamientos de guitarra, Burning sonó espléndida y para cerrar actuación la aclamada Salvaje. Concierto muy recomendable en el que probablemente debido a mi poca experiencia con el grupo en directo, eché en falta aquel Read my Lips de su anterior disco Trece Lunas.

Para cerrar la noche, al igual que sucedió en el pasado Sonorama Ribera, escogemos el directo de Shinova, que repasa su último disco Volver, acompañado de buen material visual. En aquella ocasión me sorprendieron, en esta no tanto. Cada festival y cada ocasión son diversos y los estados de animo suben y bajan, pero en esta ocasión eché en falta algo más de garra y posiblemente de transmisión al publico. Falta de movimiento encima del escenario que es esas horas de la noche puede llegar a bajar el nivel de euforia del personal. De cualquier modo, nivel de satisfacción más que optimo para esta primera jornada y con las pilas cargadas para lo que nos espera mañana.


Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram