Crónica del Festival Cara B 2018 – Sábado

18 febrero, 2018
Redaccíon: dod Magazine

Festival Cara-B 2018Redacción: Felipe Martínez

La última jornada del festival celebrado en la Fábrica de Creación Fabra i Coats estuvo marcada por sonidos totalmente contrapuestos a la noche anterior. Sold Out total. Guitarras, pop y humor fueron las notas dominantes de un sábado al que asistió un público con una media de edad superior al del viernes.

Las primeras en saltar al escenario fueron Las Robertas. Las costaricenses están embarcadas en una gira que acaba de llegar a nuestro país con Waves Of The New, su nuevo álbum, como protagonista. El hecho de que fuesen las primeras en tocar no significa que fuesen menos importantes o menos esperadas que el resto, como así demostró el público presente, entregado a su estilo sucio y potente.

Mujeres no se quedaron atrás tampoco. Presentando Un Sentimiento Importante, conectaron inmediatamente con el público. Todo hecho desde el primer minuto, jugaban en casa. Desde Vete con él a Suenan Espadas, su nuevo formato con tres integrantes sonó rápido y correcto.

La sorpresa de la noche fueron claramente Esteban & Manuel. Presentados por Jagermusic, el público estaba compuesto mitad por curiosos, mitad por gente que sabía a lo que iba. No defraudaron, superaron su condición de ser unos gallegos con auto tune sobre ritmos caribeños, lo que a priori llamaba la atención. Pusieron al público a bailar con sus voces loopeadas y su humor.

El Último Vecino fueron el primer gran triunfador de la noche. Venían de Colombia de llenar allí donde tocaban. Y en su propia casa no fue menos. Agradecidos con el público desde el primer minuto, el aprecio fue mutuo. Todo el mundo cantó las letras y siguió el ritmo marcado por Gerard.

El concierto más heterogéneo del sábado fue el de Los Ganglios. Con su humor particular, llegaron a la mayoría del público, que estaba expectante por verlos, pero no a todo. Pasando del punk a los samples de Chimo Bayo, tocaron un repertorio repleto de canciones cortas y explotaron el hecho de ser extremeños utilizándolo como un constante chascarrillo.

Pony Bravo era lo más esperado de la noche. Después de un tiempo con actuaciones esporádicas, parece que los rumores de una posible vuelta han sido finalmente confirmados. Un público entregado a las potentes líneas de bajo y a los ritmos hipnóticos bailó poseído bajo el ácido beat de La rave de Dios y  coreó la siempre vigente El Político Neoliberal. Un set que se hizo corto sin duda.

El punto y final a esta edición del Cara B lo puso Hidrogenesse. Los barceloneses son un grupo que siempre tiene su público fijo. Su electro pop excéntrico fue un buen cierre, pero supuso un ligero bajón después de la actuación de los sevillanos.


Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram