Crónica del Festival Autoplacer 2016

11 octubre, 2016
Redaccíon: dod Magazine

Juventud Juché (2016)Crónica: Mar Ferrer

Que gusto da, y nunca mejor dicho, asistir a un festival como el Autoplacer. Un festival familiar donde poder ver grupos jóvenes y emergentes de tan buena calidad, que sin duda llegaran lejos en la escena independiente de los próximos años. Y además, todo ello gratis.

La séptima edición del Festival Autoplacer tuvo lugar el pasado sábado 1 de octubre en el Centro de Arte 2 de Mayo de Móstoles (Madrid). Aunque la programación del festival arranca desde por la mañana, con actuaciones de Alarido Mongólico y Doppeltgänger, hasta las cinco de la tarde no inicia la actividad en el escenario principal.

Los primeros en subirse a este escenario son Captains, la banda ganadora del Concurso de Maquetas Autoplacer 2016. Su sonido potente y arrollador que va desde folkrock hasta el postpunk, nos deja sin aliento a los pocos asistentes que andábamos por allí a esas horas. La carismática presencia de la cantante del grupo Fee Reega en el escenario es inigualable, tan solo comparable con la PJ Harvey de los primeros años noventa.

Toca el turno de Esmeraldo, que aunque al final consigue soltarse en el escenario, comienza titubeante y tras la potencia de Captains, tiene que esforzarse para captar la atención del público. Esmeraldo tiene un sonido ambient psicodélico y surgió a raíz de la grabación del EP “Campamento Flúxor” en un encuentro de su cantante, Santiago Castillo, y el productor Paco Loco en su estudio de grabación en el Puerto de Santa María.

La sorpresa de la noche fue descubrir a un artista tan peculiar como Alberto Acinas en el escenario. Con pijama de satén puesto, Alberto acompañado para la ocasión de bajo y batería, nos deslumbra con su música folclórica experimental y con unas letras que derrochan poesía existencial. Imposible quedar indiferentes ante canciones como “Te Lo Tengo Dicho”.

Pasadas las 20:00 sube al escenario Aries, proyecto en solitario de Isabel Fernández Reviriego. Lastima que los problemas de sonido (debido al bullicio del lugar acondicionado para el concierto que estaba ya lleno, y la música de la pista de baile contigua que podía oírse como ruido de fondo) nos impiden disfrutar del todo de la frescura del pop electrónico de Aries. Aún así, nos quedamos fascinados por sus melodías hipnóticas y con ganas de poder escucharla en mejores condiciones acústicas.

Llega el turno de Papaya, el proyecto de la canaria de origen chileno Yanara Espinoza (junto Sebastián Litmanovich y Miguel Aguas). Quedamos encandilados por la presencia de la cantante en el escenario que nos hace sudar y bailar sin descanso. Papaya cuenta con un repertorio variado, aunque tan sólo un disco a sus espaldas “No me quiero enamorar” (2015). No nos cabe la menor duda que llegarán lejos. Poca gente después de verles en directo es capaz de no caer “papayizado” por su influjo.

Los últimos en subirse al escenario son Juventud Juché. El grupo con más trayectoria del festival, dos álbumes ni más ni menos. El último “Movimiento”, publicado hace tan solo unos meses. Su directo feroz nos hace vibrar y los furiosos temas de la banda suenan con toda su potencia en la abarrotada sala del centro de arte mostoleño.

El Festival Autoplacer, un año más, es todo un éxito. Es maravilloso aprovechar lugares públicos para este tipo de fines. Esperamos que se repita año tras año conservando esa esencia independiente y fresca que cuesta tanto encontrar en una oferta, que cada vez más, se desarrolla en torno a los macro festivales.

MÚSICA RELACIONADA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram