Crónica del concierto de The Zephyr Bones en Madrid, Sala Siroco (15-11-2017)

18 noviembre, 2017
Redaccíon: dod Magazine

The Zephyr Bones (2017)

Redacción: Andrea Genovart

Estaba claro que el directo de The Zephyr Bones no iba a defraudar. Menos si tenemos en cuenta que era un concierto organizado por el ciclo Best Fit Club, promotora conocida por presentar grupos elegidos cuidadosamente y caracterizados por su gran calidad pese a que éstos suelen ser todos emergentes. El pasado miércoles 15 de Noviembre le tocó el turno a este grupo afincado en barcelona pero formado por nacionalidad catalana y chilena, que recientemente ha tocado en la BAM de la Mercè y que en los próximos días lo harán en UK. Esta vez compartían cartel con The Orwelles, grupo algo más garajero y de voz femenina pero también con aires de neo psicodelia. Un cartel redondo, pues.

A las 21.30 se subieron al escenario estos cuatro chavales tímidos, que no acaban de empezar de modo inminente - mucho menos a tocar - pero sí a asimilar la gran repercusión que están teniendo. Hacía escasos días - no llega a una semana - que acaban de sacar su primer disco debut Secret Place bajo el sello de La Castanya, creado por los hermanos Guardia y los culpables que podamos disfrutar de grupos de repercusión en el panorama más alternativo, como Aliment, Aries, Beach Beach o Furguson.

Aunque la sala al principio estaba vacía, en seguida la Siroco estaba a reventar con un público concentrado en lo que, para muchos asistentes, era el primer concierto de un grupo que en poco tiempo ha empezado a pisar escenarios de una forma más periódica y que a muchos todavía les tiene que llegar la oportunidad de poderlos ver. Unas luces acompañado el pop a veces más psicodélico, otras más californiano, con un humo innecesario que eclipsaba la imagen del polifacético y uno de los dos cantantes y guitarras, que hasta se atrevió al inicio del directo con unos sintetizadores muy bien manejados.

Sí que es cierto que el contacto con el público mediante las cuatro palabras graciosas y protocolarias fueron pocas e incluso incómodas, quizá por la timidez ante una respuesta masiva que superó sus expectativas, configurando una imagen del grupo retraída e introvertida. No obstante, se palpaba el agradecimiento y simpatía por parte de la banda y los asistentes, pues había cierta empatía mezclada con una sorpresa maravillada que explicaba los aplausos en cada fin de canción y sin excepción.

Éstas fueron un pasar desde los sencillos más antiguos hasta este último LP recién nacido, desde Los Cocodrilos hasta Black Lips. Pero al margen de todo ello, es evidente que The Zephyr Bones es una banda que se desenvuelve bien. Muy bien. En todos los aspectos; son capaces de crear un sonido aunque no nuevo fino y todo muy bien compuesto, además de hipnotizarte y demostrarte que cada uno de ellos conocen el instrumento que tocan en el directo. Y cada vez lo harán más, porque está claro que el cuarteto de la ciudad condal tiene un camino creado y proyectado no por ellos mismos sino por todos aquellos que los descubrimos y, después de oírlo, decimos Joder, es que son buenos.

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram