Crónica del concierto de The Adicts + The Rumjacks en Vitoria, Sala Jimmy Jazz (11-10-2017)

17 octubre, 2017
Redaccíon: dod Magazine

The Rumjacks (2017) - Vitoria

Redacción y Fotos: Dani Arrizabalaga

La legendaria banda británica de punk The Adicts visitó la sala Jimmy Jazz de Vitoria-Gasteiz el pasado miércoles repartiendo buen rollo, actitud y tirando de oficio entre serpentinas, confeti, globos y demás parafernalia.

He de reconocer que no iba con muchas expectativas a mi cita con The Adicts, a pesar de haber escuchado buenas críticas de sus últimos conciertos por estos lares, pero la sorpresa no pudo ser mayor. Y es que cuesta creer que una banda que lleva en activo desde 1975 (con un parón de diez años, eso sí, entre 1992 y 2002) siga teniendo ganas, energía y hambre de comerse escenarios. Pues bien, The Adicts no es que cumplieran, sino que ofrecieron un auténtico bolazo de punk, directo y sin fisuras.

Les acompañaban los australianos The Rumjacks que fueron los encargados de caldear el ambiente, y vaya si lo hicieron. Mientras desgranaban su último trabajo “Sleepin’ Rough” la gente no paro de bailar y disfrutar con su celtic punk desde el minuto uno. Se notaba que una buena parte del público había venido expresamente a ver a los de Sídney.

The Adicts (2017) - Vitoria

The Adicts: Confeti y Punk

Con la mecha ya encendida, cogieron el testigo los de Keith Warren, más conocido como “Monkey” que tras sonar de intro Funeral of Queen Mary (la Naranja Mecánica de Stanley Kubric siempre ha sido una inspiración para el concepto de la banda) salieron a escena de blanco impoluto y repartiendo sonrisas y saludos.

Comenzaron, como no podía ser de otra forma, con “Let´s Go” y sin dejar tiempo para pensar continuaron con  “Joker in the Packmientras Warren se dedicaba a repartir cartas de póker al más puro estilo del joker que encarnó Jack Nicolson en Batman.

Ver a The Adicts te arranca una sonrisa y hace que los malos rollos se queden en la puerta de la sala. Te ves envuelto en una atmósfera de diversión y juego, que hace que te encuentres con el niño que llevas dentro mientras ves un sinfín de trucos de “magia” y atrezo de colores, como si estuvieras en una fiesta de cumpleaños. Con su particular juerga fueron enlazando un tema tras otro, sin dudas ni concesiones. Sonaron ”Horrorshow”, “Tango”, “Easy Way Out”, “Numbers”, “Troubadour”, “I Am Yours”, “Fucked Up Wo”…

Después de más de una hora de show, romperse la camisa, entregar al público un globo en forma de corazón y llenar la sala de papel de W.C. ya nos tenían en el bote. Pero aun había tiempo para más trucos y más temas como ”You´re All Fools”, “Picture the Scene”, “Gimme Something to Do”, “Life Goes On”, “Shit Song”, “Fuck It Up”, “And It Was So”, “Crazy” con la aparición en el escenario de una espontánea que quería cantar con “Monkey”. Cuando estás en una fiesta así de a gusto es normal que quieras participar.

Para cuando empezó a sonar “Chinese Takeaway” nuestro querido Joker ya estaba degustando una caja de comida china llena de serpentinas y ofreciéndosela al público, entre ellos un niño que acabó subido al escenario y cantando la ya mítica “Viva la revolution” con unas tablas sorprendentes para su edad. En “You´ll Never Walk Alone” llovieron globos desde el segundo piso de la sala y allí nadie se quería ir a casa. Finalizaron la noche bailando mientras sonaba “You are the Sunshine of my Life” del gran Frank Sinatra.

Imposible no conectar con estos tipos. Su legión de fans aumenta en cada ciudad por la que pasan, y bien merecido.

MÚSICA RELACIONADA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram