Crónica del concierto de Nada Surf en Barcelona, Sala Razzmataz II (22-11-2016)

24 noviembre, 2016
Redaccíon: asier

Nada Surf (2015)

Redacción: Daniel Luengo

Nuevo paso de la banda neoyorquina por la península, en el que aprovechamos para apuntarnos a vivir su directo en Barcelona, donde presentaban You Know Who You Are.

The Crab Apples, banda apadrinada por Mondosonoro, fue el grupo encargado de preparar la sala y ambientar a los asistentes actuando como teloneros en Razzmatazz II/The Loft. El joven cuarteto, en pleno crecimiento, se encuentra presentando su nuevo EP "Hello Stranger" que resalta el potencial vocal de Carla Gimeno.
La sala principal del Razz quedó reservada este martes para el hard rock de Europe, en la gira que está conmemorando su trigésimo aniversario.

Con la vitola de haberse marcado el mejor concierto del pasado VIDA Festival (no es moco de pavo, recordemos que compartían cartel con Wilco o Manel entre otros) Nada Surf comparecía nuevamente en tierras catalanas.

Esta vez el sonido condicionó sobremanera el show, y es que el recinto como bien es sabido, no se caracteriza por tener la mejor acústica de la ciudad. Este hecho, junto con una primera parte cálida pero más melancólica que intensa, hizo que el público no acabase de conectar. Composiciones como Cold To See Clear -con la que abrieron el set-, Belive You're Mine o Weightless ("Lucky", Barsuk 2008) sonaron más enlatadas de lo que a todos nos hubiera gustado.

Una vez engrasada la maquinaria y con un locuaz Matthew Caws soltándose en un nada desdeñable castellano (¡¿se le entendía mejor que al genuino bajista, Daniel Lorca?!), la banda incrementó el tempo del concierto.
A medio concierto, con solos incluidos, los focos se detuvieron sobre el cuarto miembro del grupo: Doug Gillard, que aterrizó en 2012 para reforzar las cuerdas. Posteriormente la atención se centró en la genial ejecución a la batería en New Bird de Ira Elliot, para quien Caws pidió el voto en una revista musical donde Ira ha sido nominado al premio al mejor percusionista del indie-rock del año.
Habrá que votarle.

Hablando de votos... avanzado el concierto, Caws mostró su sonrojo por los resultados electorales en su país natal; el artista expresó su desagrado y se sintió compungido por la situación, todo ello antes de centrar su atención a la recta final del evento.
El cantante -que maquilló sus mofletes al más puro estilo Michel Stipe- guió a la banda hacia un final feliz y tan brillante como esperábamos: unos bises mayúsculos redondearon la cifra del set a 25 temas.
Entre estos, Popular quizá menos épica y algo falta de fuerza, pero que nos transportó a todos a los añorados noventa, y la emotiva Always Love con un público ya entregado.
Hubo tiempo  para un último regalo, Blizzard of '77 que llegó en forma de joya interpretada a capela por el cuarteto, pero que pilló a parte del público en retirada.

Todo esto en conjunto sumó hora y media larga de recital. Por ello, y por su honestidad y vitalidad en el directo, sólo cabe decir: vuelvan cuando quieran 🙂


Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram