Crónica del concierto de Metronomy en Madrid, Sala La Riviera (28-10-2017)

[kkstarratings]
30 octubre, 2017
Redacción: dod Magazine

Metronomy (2015)

Redacción: Andrea Genovart

A las 21.15, después de varias falsas alarmas, Metronomy se alzaba encima del escenario de la Sala Riviera de Madrid. Un poquito más tarde de lo esperado, pero necesario para una sala que se fue llenando progresivamente y que esperaba con impaciencia disfrutar desde el primer momento de su directo. Era un plan cogido con las ganas propias de un sábado noche. Todos con su código habitual, vestidos de blanco - menos el bajista, Olugbenga Adelekan, con camisa de estampado étnico, todo un guiño al hecho de ser el único miembro de color - , rompieron entre gritos y aplausos.

Desde el primer momento ya se supo que iba a ser un concierto redondo y que a los fans de Metronomy seguro que no decepcionó. Y es que el cuarteto inglés, que el año pasado publicaba su quinto LP, Summer 08, es uno de esos grupos que, independientemente de que no los escuches de habitual o te los pongas de fondo para cocinar, tienen la habilidad de absorber e integrar a cualquiera en su concierto. No puedes no empezar a moverte al ritmo de sus canciones, pegadizas y a veces pecadoras por ser demasiado facilonas, sin dejar de ser geniales por ello; es todo un reto no contagiarte por un público que está haciendo exactamente lo mismo que tú, esto es, mover la cabeza, la cadera, por un tempo marcado por proyecciones vertiginosas de color y la omnipresencia de dos -¡dos! - teclados con una fuerza propia de un agente natural. El show - porque realmente asistimos a un show - lo tiene todo para ser una explosión festiva: unos integrantes que se desenvuelven como peces en el agua, bailando lo que su posición y manejo instrumental les permite, nunca dejando de dirigirse al público constantemente; una identidad visual trabajada y que alude a su personalidad, y un escenario que va de acuerdo con ésta última, formada por un telón que cambia de acuerdo con el espectacular juego de luces. También cabe destacar la particularidad de cubrir los instrumentos y, por lo tanto, la ambigüedad en la que se sitúa la corporeidad de los integrantes: teclado y batería son tapados, esta vez por unos paneles claros que refuerzan el misterio y distancia de la integridad de la banda. Y, por supuesto, la posibilidad de analizar su habilidad técnica a la hora de tocar.

Sin embargo, Metronomy supone romper, a la vez, con esta presencia sugestiva. El pasado 28 de Octubre ésta no fue solamente rota con sus melodías, que convierten el concierto en una pista de baile llevada a cabo tanto por los asistentes como por los músicos, sino también por la euforia que protagonizó Joseph Mount, el cantante. Los parlamentos en y para el público fueran constantes y, seguramente, tengan que ver la cantidad de copas - en vaso de plástico, claro - que iba bebiendo entre canción y canción. Largos, cercanos y rozando el monólogo: que estaban muy contentos de estar aquí, que todos hemos tenido relaciones amorosas complicadas, que el amor es lo más grande. Desinhibición, por lo tanto y en todos los ámbitos, a raudales, con un repertorio que, sin duda, estaba pensado para cumplir ese propósito. Para que podamos disfrutarlo. Porque de eso se trata la música de los londinenses: lejos de poder de admirar un solazo de guitarra de siete minutos, improvisado, ni una versión excéntrica de uno de sus temas que nunca había salido más allá del local de ensayo, se trata de una experiencia alegre, celebrativa. El éxito del concierto se mide con la cantidad de saltos y movimientos, de una tensión que no llega a rebajarse. Y para ello es necesario portarse bien, tocar Love Letters, Old Skool, 16 Beats, Reservoir, Corinne, My Heart Rate Rapid, The Look, The Bay - el cuarto tema, por cierto -, y la perla de Everything Goes My Way para el final, con un tempo decrescendo para cerrar el telón y acabar la noche con un regusto cansado en el cuerpo por entregado.

 

 

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram