Crónica del concierto de Hercules & Love Affair en Madrid, Sala But (15-11-2017)

[kkstarratings]
17 noviembre, 2017
Redaccíon: dod Magazine

Hercules and Love Affair (2016)Redacción: Vitor Blanco

Era la segunda ocasión en que Hercules & Love Affair nos visitaban en Madrid en lo que va de año, pero esta vez lo hacían sin competencia. Los pudimos ver en el primaveral festival Tomavistas hace apenas unos meses, poniendo a bailar como solo ellos saben al madrileño parque Enrique Tierno Galván. Pero la noche del 15 de noviembre demostraron que la discoteca y la pista son sus verdaderos hábitats naturales. La afortunada fue la sala But, más conocida por los madrileños como la discoteca Ochoymedio. Las ventajas por encima de su anterior visita: un setlist mucho más largo (hasta quince canciones sonaron desde el escenario), una renovación de repertorio con la reciente publicación de su último álbum (Omnion, 2017) y, también tenemos que decirlo, un público mucho más fresco, liberado del hastío de toda una jornada previa de festival.

El arranque de su concierto con la homónima Omnion fue una concesión a la épica más ambiental con un difícil encaje en su repertorio. Pero también supuso uno de los mejores aciertos de la noche. Colocada el principio del setlist, Omnion no desmereció ni pausó el devenir discotequero que tenían preparado para después; mientras que esa sensación de extrañeza que produce dentro del repertorio de Hercules & The Love Affair puso toda nuestra atención en el escenario de manera inmediata. Todo ello, sumado a la calidad propia del tema y la brillante interpretación de los cantantes (que no eran la Sharon Van Etten de la versión del álbum, pero consiguieron estar a la altura), tuvieron como resultado un arranque coronado como uno de los mejores momentos de la noche.

Le siguieron un collage de temas imparables (ni tiempo hubo para los aplausos) que inauguraban una sesión fiestera continuada durante más de una hora. Rescataron algunos trabajos más antiguos, como I Try To Talk To You, de The Feast Of The Broken Heart (2013); pero sobre todo, el principio del concierto estuvo dedicado a presentar nuevos temas que llegan de la mano de Omnion: como Wildchild, My Curse and Cure o Through Your Atmosphere.

El desenlace de esta última canción marcaba el arranque dance del concierto y consiguió extraer por fin las energías a la audiencia de la sala. De los saltos tímidos al baile común y desenfrenado sostenido por un crescendo de intensidad, emoción y ritmos tecno más pegadizos. No es de extrañar que a Through Your Atmosphere le siguiera Do You Fell The Same, que nos transporta a la escena disco más retro, a las fiestas drags, y a noches y madrugadas urbanas. El contacto con el público tras Do You Feel The Same fue ya total. Conseguido con el bilingüismo de la cantante, cantando “mi casa está limpia” en lugar de “my house is in order” de su famosísima My House (extraída de Blue Songs, 2011); pidiendo coros durante la interpretación de You Belong (con la que llegaban a su primer disco publicado, Hercules & Love Affair, 2008), o pidiendo “libertad, más de la que ya tenemos” en un alegato a favor de la diversidad y el respeto al que 5:43 To Freedom sirvió de perfecta banda sonora.

Y claro, si el público ya estaba convencido y entregado, caería rendido a los pies de los estadounidenses con la siguiente triada de canciones: empezando por Controller, que es su más reciente éxito; siguiendo con la también enormemente retro Painted Eyes (mucho más animada en directo que en su versión de estudio); para llegar finalmente a la obligatorísima Blind, uno de los himnos fundamentales de la noche. Aún sin la magnífica voz de Anonhi, los cantantes consiguieron interpretarla con maestría técnica y toda una demostración de “buenrrollismo” y de irreverencia provocadora pero festiva que agradecimos con entusiasmo.

Se fueron del escenario pero volvieron en seguida. Los aplausos contenidos por el devenir sin pausas del concierto explotaban ahora unidos en uno sólo, y los reclamaban de vuelta al estrado. Venían con intención de interpretar un único tema, Rejoice, pero les convencimos de quedarse un poco más. Así, con My Offence y subiendo de tono el ambiente, Hercules & Love Affair se despedían por segunda ocasión en lo que va de año de los madrileños y tras un concierto que superó con creces a su paso por el festival Tomavistas. Quizás por la energía que otorga el verse protagonistas. Ahora inician una gira europea que les ocupará durante un tiempo sus agendas, pero nosotros ya estamos esperando su regreso.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram