Crónica del concierto de Foster The People en Barcelona, Sala Razzmatazz (9-7-2017)

19 julio, 2017
Redaccíon: dod Magazine

Foster The People (2017)Redacción: Pilar Cachón Ferrero

En el cierre de un fin de semana crítico en lo que a la fiebre festivalera se refiere, los Foster The People tuvieron cita en la Razzmatazz para ofrecernos la primicia de su tercer álbum, Sacred Hearts Club, que publicarán al completo esta misma semana.

Lo cierto es que el ambiente a la entrada de la discoteca inspiraba una tranquilidad excesiva dadas las circunstancias. A escasos minutos de comenzar el show, tan solo un reducido grupo de personas se acumulaba en la cola y dentro la cosa no era muy diferente, aunque ya podían escucharse los gritos de las fans más ansiosas por la aparición de los californianos.

Un Mark Foster al más puro estilo travoltiano se coló en el escenario junto a sus compañeros, mostrándose algo indiferentes frente a un público entregado. Tan puntuales como fríos, la banda se arrancó con su tema más reciente hasta el momento, Loyal like Syd & Nancy, muy adecuado dada la atmósfera oscura que impregnaba la sala. Ya algo más entusiastas, siguieron con las novedades e hicieron sonar el lema de su disco, SHC, dando esperanza a los asistentes de que esta noche iban a quemar zapatilla.

E hicimos bien en ilusionarnos, porque al momento una tromba de euforia inundó la pista al ritmo de Helena beat, el icónico temazo de su álbum debut Torches. Nada mejor que tirar de clásicos infalibles para conectar con la gente y lograr su rendición.

A partir de este instante, el recital solo hizo que mejorar en potencia y calidad, a través del Señor Foster que abarcaba en el escenario deslizándose sin parar. Dieron así paso a las otras canciones de este año, en las que priman los sonidos más electrónicos que habían creado hasta la fecha, con una pegadiza Pay the man y viniéndose aún más arriba en Doing it for the money. Además, llegó el momento de presentar otra de sus nuevas creaciones bautizada como Sit next to me, de la que podría decirse que será la más bailable de todas.

Sin duda la actuación fluía en perfecta armonía con las emociones de los espectadores, que parecían encandilados por los sintetizadores y las guitarras, especialmente cuando la banda interpretaba obras de discos anteriores, como Pseudologia fantastica. Y más si cabe en una versión brutal de Are you what you want to be?, donde el lugar se convirtió en una fiesta infinita.

No sabemos si fue el carisma de Mark Foster, su discurso sobre la igualdad o el brío de sus músicos, pero la banda ya se había ganado Barcelona antes de romper con el hit estrella por antonomasia, Pumped up kicks, propagándose el optimismo como una onda expansiva.

La electricidad de los de California acabó en su punto más álgido con Houdini y dejándonos coreando Call it what you want, disipando las buenas vibraciones que habían durado todo el concierto. Los Foster se portaron y calaron en nosotros como la mejor de las terapias para melómanos.

 

 


Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram