Crónica del concierto de Cocorosie en Barcelona, Sala Apolo (26-05-2016)

CocoRosie (2015)

Crónica: David Díaz

En estas fechas previas a los grandes eventos festivaleros de la temporada, en las que parece que todo ocurre por y para perderse en colas y jarana concentradas en 3 días, es reconfortante encontrarse con conciertazos en salas. El pasado jueves 26 de mayo, saltaron al Apolo de Barcelona las hermanas Casady y literalmente se lo comieron todo. Más de dos horacas de epopeya pop bizarra y plateresca que colmó las ansias de un público entregado, que iba a lo que iba y quería disfrutarlo.

EL DÍA QUE COCOROSIE SE COMIERON BARCELONA

La congregación de fans es también algo que se echa de menos en los macro festivales, y es que si comparamos la última vez que Cocorosie pasearon canciones, puesta en escena y cachibaches varios por Barcelona, con este concierto no hay color: En el Cruïlla, sencillamente la cosa no cuajó, el mojo, el feeling, la química... Se escapaba por el cielo raso del Fòrum y es que por allí pasaba el que se había perdido, los que habían quedado y los que descansaban. Y sí claro, el concierto nos pareció flojo, pero nos pareció flojo porque también la otra parte contratante del mismo, useasé, el público, sencillamente no hizo acto de presencia.

Un concierto en sala ofrece las condiciones idóneas para que la magia aparezca y cabe decir también que la propuesta en directo de Cocorosie, se adecúa mucho mejor a las cuatro paredes que a los festivales. Todo luce más. Los ruidicos de los jueguetes musicales; la atmósfera teatral; los guiños al hip hop; a una electrónica arty; y a los halos nipones de las melodías de sus canciones enganchan mucho más en la distancia corta, como la colonia Brummel.

Total, que después de un par de ocasiones fallidas que hemos podido ver a Cocorosie en festivales, ha llegado el momento de la redención. El disco que presentan también ayuda, Heartache City es una vuelta a los orígenes del dúo revestido de la madurez del grupo. Pero más allá del disco, la magia se encuentra en los detalles. Ojalá puedan repetir conexión y feeling en el resto de conciertos de la gira por España, pero algo me da que lo que pasó el jueves en la Apolo, se va quedar en la Apolo. Uno de esos conciertos que uno se lleva al baúl de los momentos especiales...

Para aquéllos que piensan que todo pasa en tres días al año, sólo recordarles que hay vida más allá de los festivales y que la inmersión que te ofrece un concierto de un grupo no la obtienes normalmente en la degustación en la que se ha convertido la actuación en festis. Y bueno, después hay grupos, como Cocorosie que hay que verlos en su hábitat natural.

MÚSICA RELACIONADA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram