Crónica del concierto de Clap Your Hands Say Yeah en Barcelona, Sala Apolo (13-01-2018)

[kkstarratings]
15 enero, 2018
Redacción: dod Magazine

Clap Your Hands Say Yeah (2014)

Redacción: Daniel Luengo

Y llegó. Uno de los conciertos más esperados en la ciudad condal en los últimos meses. No tanto porque Alec Ounsworth y su séquito estén en primera plana de la escena, sino por el mero hecho de la cancelación de hace poco más de tres meses dejó a muchos con la miel en los labios.

El 3 de octubre Barcelona no estaba para fiestas -como bien recordó Alec durante la actuación de anoche- y la sala Apolo decidió cancelar el evento. Afortunadamente no ha habido que lamentarse en exceso, Ounsworth ha podido encontrar hueco aprovechando el parón que realiza en su gira entre la costa este y la oeste de Estados Unidos.

Cuerdas bien engrasadas

Con algo de retraso, esperando a que los más rezagados fueran accediendo al remozado recinto del Apolo, se apagaron las luces de la sala principal y se encendieron los focos sobre el escenario. Perderse el inicio del concierto con As Always tampoco debió doler en exceso a quienes llegaran tarde, atascados en la lluviosa noche barcelonesa. Eso sí, también a buen seguro quedaron impactados, como todos, por el potente y nítido sonido de la sala, algo muy de agradecer.

Después de la intro -perteneciente a Only Run (2014), disco insípido en su conjunto- llegó la primera perla proveniente de sus primeros trabajos, Is This Home On Ice’ Alec puso a prueba sus cuerdas vocales: con sus cambios y reverberaciones surrealistas; sus gallos controlados, su voz rota pero coordinada, pasando súbitamente de un sonido tremendamente débil a otro aleatoriamente afinado. Registro vocal santo y seña de la banda, como mostró en diferentes momentos del concierto, y que afortunadamente puede ser bandera de CYHSY durante tiempo. Las cuerdas están bien engrasadas.

El contraste con The Tourist

Además de repasar los temas más antiguos y coreados de los discos que les llevaron si no a la cabeza de cartel de grandes festivales, si a tener una posición destacada, el motivo que les trajo por Europa de gira no es otro que el estreno de su nuevo álbum The Tourist. Como los últimos discos de Alec, madura un sonido (¿o reniega?) post-punk apartando cierta base new wave que pudieron tener CYHSY en su formación original. Un disco más oscuro e introspectivo, como el propio cantante afirma, que busca la redención tras una mala época. Better Off, primer sencillo del nuevo LP, también abrió la veda en el concierto para The Tourist.

Una vez calentados los músicos y saludado el respetable -recordando que el 3-O no era un día para la música-, el grupo empalmó dos temas esenciales en su repertorio: Yankee Go Home y Is This Love?. Canciones que sonaron redondas e hicieron recordar a cientos de treintañeros aquellos CDs que se rayaron (¿estaba rayado o era así de abstracto el cambio de voz de Alec?) en el coche de tanto usarlos de banda sonora de festival en festival.

Las cuerdas de las guitarras fueron ganando espacio entre los sintetizadores según avanzó la carrera de CYHSY y según transitaba el show en el Apolo. Ounsworth se hizo acompañar por un bajo y otra guitarra que realizaron un gran despliegue de facultades. Llegado al ecuador del concierto sonó “una country”: Alec jugaba al despiste con The Skin Of My Yellow Country Teeth, hit por excelencia de la banda e historia del indie en los dosmiles. Cenit creativo de Clap Your Hands Say Yeah, que ha mostrado en su trayectoria una independencia creativa y originalidad con mayor o menor inspiración artística, pero siempre con autocrítica y exigencia. The Pilot, Over and Over Again, o Fireproof… el concierto avanzaba firma mientras el público barcelonés se soltaba cada vez más. Hasta que el mismo Satán les dijo bailad! y se llevó los prejuicios, el hermetismo y las preocupaciones. Tanto es así que no se movió nadie esperando los bieses.

Se hizo algo de rogar pero finalmente subió de nuevo Alec al escenario, esta vez sólo, guitarra en mano para dejar caer Into Your Alien Arms, que nos hizo plantearnos la cantidad de registros y posibilidades que puede llegar a tener un directo de Ounsworth. El resto del grupo de incorporó para dejar dos cortes más. Same Mistake (“Hysterical”, 2011) y la festiva Heavy Metal.

Fiesta viejoven

Acabó así un bonito recorrido de hora y media desganando la que es hasta ahora discografía de CYHSY. Un trayecto que tuvo un comienzo excelso y que ahora miramos con algo de melancolía. Por algo Clap Your Hands Say Yeah (2005) y Some Loud Thunder (2007) fueron en su día venerados por la crítica, y por algo a más de uno la noche de ayer en el Apolo le recordó a una madrugada cualquiera de un sábado 10 años atrás, bailando los hits de CYHSY en el Razz.

Y nuevamente dando palmas y gritando Yeah!.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram