Crónica del BIME Live 2013

[kkstarratings]
3 diciembre, 2013
Redaccíon: dod Magazine

BIME Live!
Redacción por Jon Garcia

Jornada del viernes - BIME Live 2013

Primera edición de un Festival de Invierno que servirá para reunir a todos los profesionales del sector y poder degustar además, buenas dosis de música.

Lo cierto es que era la primera vez que asistía a un Festival en estas fechas, y quizá por esto, o porque las razones de su organización iban más allá del disfrute musical, BIME estuvo falto de ambiente festivalero. Algo que se dejaba notar en el ambiente.

Empezamos el viernes ya tarde, llegamos para ver en el escenario principal a Passenger, que ofreció su repertorio solo ante el escenario con su acústica al hombro. No mucha gente siguió sus coros, no sabemos si por desconocimiento de sus temas o el frío ambiente. Sólo la conocida Let her go despertó al respetable.

Aprovechamos el descanso antes de John Grant para comprobar que BIME estaba bien organizado, con unas instalaciones inmejorables, pero sin espíritu, sólo había que darse una vuelta por el Market para ver que sólo el Low Cost se dirigía a al público.

John Grant sorprendió y aburrió en partes iguales a la justa audiencia que les descubría, probablemente por esa misma razón. El cantante de Colorado no es muy conocido todavía por aquí, y a pesar de que gustó por momentos con sus bases techo- dubstep, su apuesta intimista durante el tramo central del concierto nos dejó demasiado relajados.

Desde allí fuimos corriendo a comprobar cómo había crecido Grises desde la última vez que les vimos en 2010. No defraudó, y pusieron todo su empeño en agradar a un público todavía distante.

El momento clave de la noche llegó con la actuación de Manic Street Peachers en el escenario principal, seguramente el grupo que todo el mundo esperaba oír esta jornada inicial. Fueron muy correctos en su actuación, sonaron tremendamente demoledores, y James Dean Bradfield estuvo a la altura de la banda que lidera. Momentos álgidos con Some me the wonder y Just the end of Love.

Yuck tenían al público ya despierto, y por ello consiguieron mantener su atención con su rock alternativo durante sus primeros compases. Sin embargo, se trata de una banda joven y poco conocida, con lo que era difícil mantener el listón de sus predecesores. Cumplieron.

Este fue mi último concierto, desgraciadamente me perdí la actuación de Asteroids Galaxy Tour y Rinôçérôse, que además por lo que me llegó en conversaciones durante la segunda jornada, fueron los verdaderos protagonistas del viernes. No me extraña conociéndoles de otros directos, al menos por parte de la banda francesa.

Jornada del sábado - BIME Live 2013

El sábado llegué corriendo esperando poder ver a Supersubmarina, pero tuvimos que esperar, ya que Everything Everything canceló su concierto y la organización llenó su hueco con los de Baeza, que se suponía era uno de los huesos del Festival

Conteniendo la respiración nos fuimos a ver a Wilhem & The Dancing Animals al Stage 2. Era la primera vez que veía estos jóvenes trota músicos sobre el escenario, me gustó como sonaron, la vitalidad de su música y su sencilla propuesta. Por momentos me recordaron a Hola a todo el mundo.

Ya para entonces era suficiente para darse cuenta de que el sábado iba a tener más tirón que la jornada anterior. Los pabellones del Bilbao Exhibition Center donde se celebraba el BIME estaban cada vez más poblados.

Al lado, en el Stage 3 estuvimos escuchando a The Wedding Present., La banda de indie rock de Leeds gustó, a pesar de que el ambiente general seguía sin arrancar, y ofrecieron un buen directo, acorde a sus años de trayectoria.

Ahora nos movemos al escenario principal, comienza Gossip, una de las apuestas de BIME. Sus primeros acordes ya nos despertaron, pero sobre todo el torrente de voz de su cantante Beth Ditto, que se lo pasó y nos lo hizo pasar estupendamente. Gran carisma el suyo. Probablemente fue el show en que más conectado vi a banda y público.

Comenzaron con Move in the right Direction, todos agradecimos despertar saltando, Perfect World o Standing in the way of control con la que cerraron el directo, fueron ejemplo de los momentos de mayor conexión.

Supersubmarina saltó con 20 minutos de retraso, otra de las excepciones de este festival ha sido la desconexión horaria, la programación se estiraba y se encogía de tal forma que a veces era difícil de acertar el grupo al que estabas viendo. Para más inri, los de Baeza empezaron con problemas de sonido, tardaron dos canciones en conseguir poner a tono sus instrumentos, una vez que lo hicieron, sonó como la seda.

Supersubmarina puede gustar más o menos, pero hay que reconocer que en el poco tiempo que llevan (aunque muchos km de carretera) han acumulado tablas sobre las que dar grandes lecciones de dar un directo profesional. Ahí se quedó eso sí, su actuación, porque dejaron escapar a un público entregado con el que apenas hubo feedback. Comenzaron con Magia Electroviral, y cerraron con otro tema de su primer largo, Cientocero.

Hasta aquí dio el BIME, un festival que puede tener recorrido, pero que estuvo falto de personalidad en su primera edición

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

0 comments on “Crónica del BIME Live 2013”

  1. Para mi, de lo mejor del festival fueron Mercury Rev. A These New les tenía muchas ganas, pero yo los hubiera movido al escenario donde el público se sentaba, ya que se propuesta actual se disfruta más sentado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram