Crónica del Aspesuena 2016

9 agosto, 2016
Redaccíon: dod Magazine

El Último Vecino - Festival Aspesuena 2016

Redacción y fotos: Miguel Martinez

Los ciudadanos de la localidad alicantina de Aspe, cada vez se ven más involucrados en el Festival Aspesuena.

Quinta edición, que gana espectadores, y que cuenta con un nuevo escenario en la plaza. Público abarrotando las terrazas y disfrutando de la música que sonaba entre los callejones.

La tarde empezaba en la plaza de Santa Bárbara. Viva Suecia subía al escenario y al mismo tiempo la plaza, que nos recordaba a las del Sonorama, se iba llenando más. Un público que se iba animando hasta que llegó el momento en el que empezó a sonar Bien por ti. Los allí presentes se animaron y cantaron al unísono parte de la canción.

El Último Vecino nos trasladó a los años 80. Estaba anocheciendo, a pesar de que no nos dimos cuenta. La banda barcelonesa nos enganchó con los hipnóticos pasos de baile de Gerard. El humo, las luces y temas como Tu casa nueva y Culebra, columna y estatua alcanzaban el sumun de la psicodelia. Llegaba el final de su actuación, el público se había quedado con ganas de más, suplicaban que no acabara el que fue uno de los mejores conciertos de todo el festival.

L.A. - Festival Aspesuena 2016

Llegaba el momento de abandonar aquella plaza, de cambiar de recinto y disfrutar de la primera confirmación internacional del Aspesuena, Gigolo Aunts. Una banda estadounidense formada en 1981 y todo un referente del powerpop. Los estadounidenses terminaron y el escenario se iba llenando cada vez más, el público luchaba por estar en primera fila y poder ver a Carlos Sadness lo más cerca posible.

Antes se llamaba Shinoflow, rapero, ahora Carlos Sadness, todo un referente del indie nacional y que consiguió animar al público con canciones como Qué electricidad, Miss Honolulu y Groenlandia, además de atreverse a versionar I Follow Rivers de Lykke Li.

Carlos Sadness - Festival Aspesuena 2016

Las luces se apagaron, L.A. salía al escenario, Ordinary Lies sonaba mientras el público se preparaba. A pesar de esto, muchos de los asistentes desconocían a la banda mallorquina, una banda que nos recuerda al rock noventero de Pearl Jam.

Bajo mi punto de vista, creo que L.A. están en su mejor momento y ofrecieron un show único, rescatando canciones que nunca antes habían tocado en directo. Nos deleitaron con canciones como Clocks, Higher Place, Hands y finalizaron con Rebel.

El público más fiel todavía se mantenía en pie a lo que sería la actuación final del festival, Gomad!&monster. Estos supieron revivir a los oyentes con su sonido electrizante. La banda se atrevió a remezclar temas de The Prodigy que provocaron el regocijo de la gente allí presente.

En un país donde el precio de las entradas de los festivales se ha disparado, es un placer que todavía existan festivales en los cuales gozar de la música sea totalmente gratis gracias a un pueblo y a un público que poco a poco suma más audiencia.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram