Crónica: Crónica: Festival De Les Arts 2018, jornada del sábado

11 junio, 2018
Redaccíon: dod Magazine

Crystal Fighters - Festival de les Arts 2018

Crónica: Marcos González

Con las baterías recargadas, comenzamos nuestros pasos hacía la Ciudad de las Artes y las Ciencias con ganas de disfrutar de la segunda parte de este Festival de les Arts 2018.

Abrimos con Ángel Stanich, buscando lo mismo que el día anterior con Rufus, una buena inyección de energía. A pesar de ser una de las primeras horas del día festivalero, éramos muchos los que nos acercamos a verle, quizás esto pueda servir como reivindicación para en un futuro incluirle en otro horario. Las curvas rockeras de este ermitaño nos hicieron sudar al ritmo de sus Mátame Camión, Escupe Fuego o Metralleta Joe para acabar saltando del escenario y cantar con el público hasta la extenuación. No se guardó nada y eso es algo de agradecer.

Después de todo este desgaste, no tuvimos más remedio que tomar una cervecita fría debajo de una sombra mientras esperábamos la salida de Rayden. Ese sería nuestro segundo plato del día. El rapero madrileño, que salió junto a su banda, ofreció un concierto emocionante y sin tapujos, a favor de la igualdad y en contra de todo aquel que imponga la ley mordaza. Además anunció que en dos semanas estará grabando su nuevo álbum del que tocó por segunda vez en directo una da sus canciones junto a su guitarrista.

Coque Malla - Festival de les arts 2018Y aquí llegó el momento de la división, coincidían Kuve y Coque Malla, y como queríamos ver a los dos, comenzamos por la primera, de la que reseño su imponente voz en directo y sus ganas sobre el escenario. De ahí corriendo a ver a Coque Malla del que nos dio tiempo a disfrutar de sus versiones de El Equilibrio Es Imposible de Los Piratas o Guárdalo de Los Ronaldos. Además nos deleitó junto a Anni B Sweet de su No Puedo Vivir Sin Ti, momentazo.

Llegados a este punto había que recargar fuerzas con unas buenas porciones de pizzas festivaleras para ir con todo a lo que nos quedaba. Primera parada, La M.O.D.A.. Los burgaleses llegaron con ganas de hacer bailar al personal desde el principio a ritmo del folk más frenético. Y vaya si lo consiguieron. Otro grupo al que el escenario mediano se le quedó pequeño por la cantidad de afluencia de público que arrastraron. Casi sin aliento fuimos rápido a coger sitio en las primeras filas del escenario principal. Allí aparecieron Mando Diao enganchándonos a todos desde el principio. Y para darle más rollo al concierto comenzaron a caer unas gotas de lluvia mientras ellos nos volvían locos con Gloria, Good Times o Down in the Past. Por supuesto finalizaron con Dance With Somebody en modo himno frenético. Conciertazo.

Ya íbamos casi al límite de fuerzas cuando escuchamos los ritmos bailongos de Amatria. Y lo que paso está claro, los pies siguieron la música y no paramos de bailar con Encaja, El Golpe o Chinches tanto que se nos fue la hora y cuando quisimos pillar sitio en Lori Meyers estaba todo hasta la bandera. Pero sin arrepentimiento de los bailes que nos echamos.

Ubicados en un lateral, disfrutamos de los granadinos. Ya son veinte años ofreciendo su música y en el escenario principal no entraba un alma. Aunque no descubro nada si digo Lori Meyers son unos grandes de la música de este país, tengo que indicar que ofrecieron uno de los mejores conciertos de los que he podido disfrutar de ellos. Entregadísimos, disfrutamos sus mejores temas de siempre, Luces de Neón, Siempre Brilla el sol, Alta Fidelidad o ¿Aha Han Vuelto? para acabar cerrando el festival con Mi Realidad y Emborracharme mientras los fuegos artificiales iluminaban el cielo. Perfecto fin de fiesta.

La diversidad de artistas traídos al festival a lo largo de los años ha mejorado mucho y muestra que a medida que pasa el tiempo el festival ha podido adaptarse y crecer, teniendo este año su primer sold out. Personas de todas las edades, incluyendo niños que llenos de emoción disfrutan de música que no es de guardería, generan un ambiente único. Como nota negativa diría que tienen que facilitar la devolución de los vasos para la próxima edición.

Nuestra energía estaba agotada pero rejuvenecida, porque después de un fin de semana de música hemos podido regresar a casa con el corazón satisfecho.


Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram