Crónica: Conexión Valladolid 2019, jornada del sábado

26 junio, 2019
Redaccíon: dod Magazine

Depedro - Conexión Valladolid 2019Redacción: Javier Nieto

El sábado ya amanecía veraniego y las previsiones de afluencia al recinto serían sin duda mayores que las del viernes. Probablemente en esta jornada se aglutinaba uno de los carteles de artistas de los que más he disfrutado en los últimos años, por lo que las emociones eran encontradas, ¿será lo mismo de siempre? ¿me aburriré? ¿han dado una vuelta de tuerca a sus conciertos?.

Ya a primera hora de la tarde y con un sol de justicia descubriríamos si Ángel Stanich seguiría deleitándonos con su habitual pegada y ritmo encima del escenario. Y así fue, un set list corto y escaso pero que lanzaba balas con su metralleta a un ritmo descomunal. Con su banda habitual y la ayuda del Señor Marrón de Arizona Baby, todo quedaba en casa, ya que Valladolid es la ciudad de adopción de un Stanich que por los suyos mata. Hula, hula, Carbura, Un día épico, Metralleta Joe o Mátame Camión, con la que cerraron la actuación, son ya una serie de hits que todo el mundo conoce y grita al viento. Estamos seguros que Stanich ya trama algo nuevo con que deleitarnos.

Era el turno de Depedro, que salía al escenario con su banda, pero sin vientos, con camisa hawaiana y gafas de sol para seguir demostrando que Todo va a salir bien. Tiene la llave, tiene la fórmula, la llave de meterse a todo el mundo en el  bolsillo desde la primera canción y si la fórmula funciona por que cambiarla, como la de la coca-cola. Ritmos sudamericanos, fronterizos, salsa, cumbia, bachata, aderezados con guitarrazos potentes que agitados sacan lo mejor de Depedro. Como era de esperar sonó la Llorona (no dejaré de quererte), Panamericana, Un hombre bueno, Valiente y un largo etcetera de temas que hacen que no pares de bailar aunque el sol radiante te dice que no te desmelenes. Una de las alegrías de la tarde y del festival fue la versión de Fiesta de Serrat, que sonó de muerte seguro que influenciada por la cercanía de San Juan. Nubes de papel estremece como siempre y con Comanche se cierra una actuación de 10 en la que se pude ver a los más pequeños disfrutar.

Tras un pequeño descanso llega el plato fuerte de la noche, los madrileños Vetusta Morla, en su único concierto en Castilla y León en 2019, venían a presentar Mismo Sitio, Distinto Lugar. La verdad es que esperaba mayor afluencia de público y mayores aglomeraciones, pero saliendo de las primeras filas todo era paz y tranquilidad para disfrutar de una de las mejores bandas de España.

Pucho y compañía tuvieron alguna dificultad técnica al inicio de la actuación que fueron solventando. Los temas de todos sus discos se iban sucediendo, Copenaghe, Valiente o una buena versión de Sálvese quien pueda de su primer disco. El hombre del saco o Maldita dulzura de Mapas. De La Deriva escogieron Fuego, Cuarteles de Invierno o Fiesta Mayor como destacada representación,  mientras que de su último disco El discurso del rey, Consejo de sabios, Te lo digo a ti, Palmeras en la Mancha o la esperada 23 de Junio son las supervivientes de una larguísima gira. Mención a parte para el cierre en el que hicieron un mix de estribillos de artistas con los que compartían escenario en el festival y la frágil y encantadora Los días raros que no es sino la forma impoluta de acabar un repertorio, comenzando con un piano y una voz que encandilan y terminando de forma arrolladora con una batería contundente. Que vivan Los días raros.

Si hay que poner una pega al festival, igual que a cualquier otro que cuenta con un único escenario, son los tiempos muertos entre actuación y actuación, y que según avanza la noche se van haciendo cada vez más pesados. Así llegamos al final de nuestra noche con la actuación de La M.O.D.A. La banda burgalesa repetía en esta segunda edición del festival Conexión Valladolid y no es fácil salir dos temporadas seguida por la puerta grande de Las Ventas, pero en este casi pareció sencillo.

Los lobos, La inmensidad, Miles Davis, 1932 o Los hijos de Johnny Cash demuestran que el folk está en buenas manos con estos chicarrones. No es una banda al uso, son 7 muchachos con instrumentos atípicos para un festival o para el pop-rock en general, pero se meten al público en el bolsillo con sus letras comprometidas y con un ritmo endiablado. Los héroes del sábado es el himno ya consagrado para cerrar bolo y para la algarabía colectiva que todavía seguirá disfrutando de horas de festival. Nosotros a descansar que estamos mayores. El año que viene más Conexión.

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram