Crónica: Concierto de Lori Meyers en Madrid, Wizink Center (28-12-2018)

30 diciembre, 2018
Redaccíon: dod Magazine

Lori Meyers (2018) - Wizink Center de Madrid

Redacción y fotos: David Moya

Hace ya unos meses, entrevistamos a Lori Meyers con motivo de la celebración de su vigésimo aniversario y el lanzamiento de un disco especial de cara a dicha celebración. Por aquel entonces, ya habían anunciado que darían el que parece ser el siguiente paso si hablamos de recintos para conciertos en la ciudad de Madrid, y aunque parecía una fecha lejana, el día llegó ayer. En esa entrevista, al preguntarles por el recinto, los granaínos nos respondieron lo siguiente: “impone la ocasión. El recinto al fin y al cabo es un espacio, es como en vez de hacer tres Rivieras, pues hacemos un WiZink. Puedes aspirar a tener una producción diferente, el sonido puede ser mejor. Hacer un concierto especial, que desde que el público entre ya se sienta diferente.” Lo importante de esa respuesta lo encontramos en la primera frase, “impone la ocasión.”, contestaba Alejandro, pero la realidad es que, si eso fuera verdad, anoche se hubiera notado y, al menos yo, percibí todo lo contrario.

Si os digo la verdad, me hubiera encantado presenciar la actuación de los elegidos para caldear el ambiente, pero por lo que me contaron, Cala Vento ofrecieron un mini concierto tan bueno, que le pusieron el listón muy alto a los verdaderos protagonistas de la noche: Lori Meyers.

Con una puntualidad casi inglesa, sonaban los primeros acordes de la intro que acompañaba a la pantalla de leds que comenzaba a descender desde el techo para tapar completamente el escenario, tal y como han venido haciendo en la última gira. Pero la ocasión especial, y el juego de movimientos protagonizados por bailarines detrás de dicha pantalla mientras ya el grupo interpretaba Vértigo I, así lo indicaba.

Ya con los Lori visibles tocaba el turno de Planilandia y Luces de neón, toma de pulso a un público que demostró desde el principio que estaban dispuestos a regalar al grupo todo lo que ellos les habían dado durante estos veinte años. Y es que el mismo Noni quiso acordarse de ellas y ellos dándoles las “gracias porque sin ellos llegar a la veintena jamás hubiera sido posible”.

El concierto en rasgos generales fue una absoluta celebración y repaso a toda la trayectoria. Con un espectáculo a la altura de las más grandes giras internacionales que visitan nuestro país semanalmente, el gran show que suelen dar los de Granada se vio reforzado por una cuidada e inmensa producción y juego de luces que hicieron brillar con más fuerza, aún si cabe, las canciones. Aunque hay temas que no lo necesiten como Luciérnagas y Mariposas, apoyada por la petición de Noni de que todo el mundo encendiera sus flashes; o también los clásicos Impronta o Mi Realidad.

Lori Meyers (2018) - Wizink Center de Madrid

Pese a la magnitud del recinto, también se atrevieron con un mini set acústico-flamenco con los tres Lori originales sentados en el borde de una mini pasarela que presidía el escenario para interpretar Saudade y Rumba en atmósfera cero para sin pausa alguna empalmar con Alta Fidelidad, sin dar tregua al público para descansar. Pero también hubo tiempo para las versiones, concretamente para Esperando Nada de Antonio Vega. Y tras tocar La caza, sonó Hilo de seda de Los Pekenikes como final de show acompañados de muchos papás noeles subidos en el escenario.

Pedir veinte años más como grupo, quizás sea pretencioso, pero viendo la complicidad que tienen encima del escenario; quizás veinte más vayan a ser pocos. Aunque lo de cumplir años en realidad de igual, lo importante es que disfrutemos junto a ellos de cada paso que den. Porque puedes ser fan o no, pero nadie podrá negar que lo que Lori Meyers ofrece encima del escenario, nadie más puede hacerlo. Y en un mundo globalizado en el que todas y todos parecemos clones, solo sobreviven lxs que tengan algo diferente que aportar, y ahí reside el éxito de Lori Meyers: la diferencia frente al resto. Siendo sinceros y justos, anoche en el WiZink Center de Madrid la frase que Sidonie pronuncia en uno de sus temas cobró más sentido que nunca: “Que ahora toquen Lori Meyers, que tengo ganas de bailar”. Pues eso, bailemos.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Furya (2020)

Cuestionario 10: Furya

6 abril, 2020
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram