Crónica: Concierto de Amaia en Inverfest (15-01-2023)

[kkstarratings]
17 enero, 2023
Redacción: dod Magazine
Amaia (2022)
Foto: Neelam Khan Vela

Redacción: Marien Ponce

Con cartel de sold out dos días consecutivos en la Riviera, con un fandom de lo más fiel y con la espontaneidad por bandera: así llegaba Amaia a Madrid. Lo hacía para presentar su álbum Cuando no sé quién soy en el ciclo de conciertos Inverfest 2023.

Este es el segundo disco de la de Pamplona, algo más eléctrico que el anterior (quizá por la mano de su productor Alizzz) pero con la sencillez en sus letras y la melódica voz que la caracteriza. Durante la actuación también nos ha sorprendido con su maestría al piano, guitarra e incluso con los silbidos que incluye en temas de este último trabajo.

Puntualmente comenzaba el espectáculo que duraría cerca de la hora y media. Y ya, solo con su salida al escenario, levantó una gran ovación y gritos de cariño que durarían algunos minutos. “Gracias por este recibimiento, por hacerme sentir tan bien, tan feliz y tan contenta”. Agradeció constantemente al público por el cariño e incluso, una Amaia gigante de cartón acompañaba a algunos asistentes. “Cuando he salido he pensado, pero ¿qué hago yo ahí abajo?”, decía Amaia con la naturalidad a la que nos tiene acostumbrados.

Como no podía ser de otra manera, con Bienvenidos al show comienza el viaje por su segundo disco, Dilo sin hablar, y La vida imposible vendrían después. El concierto se dividió en dos partes, una de pie, con bailes contemporáneos y movimientos coreografiados, y otra más íntima, al piano. En él tocó también una versión de Pesimista diferente a la grabada, más lenta y emotiva (si cabe).

Se colaban también algunos temas de su disco debut: El relámpago, Nuevo verano o Quiero que vengas, entre otros con los que los allí presentes lo dieron todo. En concierto se convertía en una mix de emociones: de la emoción al borde de la lágrima, hasta la euforia desatada con el Ave María de Bisbal como la canción que Amaia no quiere cantarte.

La de Yamaguchi en japonés, recién estrenada hace unas semanas, también tuvo su momento. Como lo tuvieron las versiones a las que Amaia nos tiene más que acostumbrados por sus redes sociales. Cada vez que la cantante decide hacer suya cualquier tema, simplemente lo eleva. Hace que la letra se te incruste más y tenga un significado propio. Así lo hizo con la interpretación de Fiebre, un giro en el mítico tema de Bad Gyal.

Poco a poco Amaia nos guiaba hacia el final. La actuación era más que sobresaliente, pero el público esperaba algo más para cerrar y las expectativas ya eran altas. El día anterior María Escarmiento sorprendió a todos con un dúo para La canción que no quiero cantarte, esta vez fue el turno de Samantha Hudson: “Aquí hay una tía chulísima, que soy yo. Pero si yo no existiera, la tía chulísima por antonomasia sería Amaia”.

Sin duda un cierre a la altura de un concierto en el que Amaia y su banda nos han ofrecido un show a la altura del doble sold out a su paso por Madrid.

 

 

 

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram