Crónica: Camellos en Ourense, Café Pop Torgal (Festival Musgo)

20 octubre, 2019
Redaccíon: dod Magazine

Los Camellos (2019)

Redacción: Paula Díaz

Supongo que todo escenario, por modesto que sea, es un buen lugar para que se tercien las casualidades; el Café Pop Torgal de Ourense no iba a ser una excepción. Quizá por eso la familia del cuarto miembro de Camellos decidió ir a visitarle desde América a Madrid el viernes 18 de octubre, por hacer honor a las casualidades.

El caso es que el bolo de la banda madrileña arrancó en la fiesta de presentación de la primera edición del Festival Musgo con 3 de sus 4 integrantes sobre el escenario. A lomos de sus jorobas trajeron una propuesta en formato acústico integrada por canciones tanto de su primer trabajo (Embajadores; 2017), como de su anterior EP (Arroz con cosas; 2018) y de lo que en noviembre será su último disco (Calle para siempre; 2019).

Los ritmos de Muelle fueron el aperitivo encargado de abrir el setlist para que los asistentes siguiéramos comiendo techo con temas como Caja de Pino y Sorpresas. Fue aquí cuando los miembros de la banda entraron en conversación con el público para presentar una de las canciones del próximo disco, Avances; a partir de ahí, “todo nos dio más igual”, que diría la banda.

Y allí, con el Café Torgal lleno –quedaron menos de diez entradas para colgar el cartel de ‘entradas agotadas’, el grupo echó en falta a alguien: “¿Hay algún Hank en la sala?, ¿no?, lástima tío, te íbamos a dedicar una canción”. A día de hoy, nadie sabe quién es Hank.

Lo que sí sabemos es que el séptimo tema del setlist iba a terminar de hacer del local un pequeño refugio musical. Arroz con cosas se proclamó como “primer plato” en el menú que Camellos tenía preparado para el viernes noche. Y dicho sea de paso, alguno de los allí presentes confesó sentirse identificado con ese “todos tus vecinos follan más que yo”. En fin, a veces la realidad duele.

Como también dolió lo efímero de los dos temas siguientes: Pesadilla y Tentaciones, adelantos que no podremos volver a escuchar hasta que llegue noviembre y nuestros Camellos publiquen su último trabajo.

22:00 – Turno para la ofensa

La noche tuvo nombres propios: de Hank –eterno desconocido– a Ernesto. “Fue la primera canción que compusimos, esperamos que no ofenda a nadie”. Dicho entre risas, la banda dejó claro que a la hora de componer apuesta por la ofensa. Y como todo arte, se puede valorar con más o menos prejuicios. De lo que no podemos dudar es que tanto la ofensa como sus canciones son necesarias para escapar momentáneamente del día a día.

Esto fue el concierto de Camellos: una hora y media para evadirnos de la realidad en la que a Hank y a Ernesto se le sumaron una Becaria y Telmo y Luis. Todo un desfile de personalidades que quisieron disfrutar del menú que el grupo elaboró para el viernes noche. De postre: Café para muy cafeteros.

 

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram