Crónica: Azkena Rock Festival 2018, jornada del viernes

23 junio, 2018
Redaccíon: dod Magazine

Dead Cross - Azkena Rock Festival 2018Crónica y fotos: Dani Arrizabalaga

Ya van 17 ediciones del festival rockero por antonomasia que en esta ocasión contaba con Van Morrison y Joan Jett & The Blackhearts como cabezas de cartel.

Abrieron la jornada del viernes del Azkena Rock Festival 2018 los The Soul Jacket que coincidían, con escasos 15 minutos de diferencia, con los gasteiztarras Tutan Come On, y nosotros nos decantamos por estos últimos. Con un público que fue creciendo a medida que llegaban al recinto, al dúo se le vio cómodo y solvente. Llevaban tiempo sin tocar en directo y los que se acercaron al escenario “Love” lo disfrutaron coreando los temas en varios momentos. Arrancaron con “Emaidazu Mainstream” y enlazaron un tema detrás de otro sin prácticamente parones. Sonaron muy grandes “Microsievert”, “Jada hilda”, “Tximinista” o “Knock knock Polizia”. Tras 45 minutos cerraron con “Anubis & Horus” demostrando una vez más que es una banda que no falla.

The Sheepdogs habían comenzado su concierto a las 18:20h pero como ya habíamos tenido la oportunidad de verlos al mediodía en la Plaza de la Virgen Blanca en el centro de Vitoria-Gasteiz, donde el festival también instala un escenario, nos dimos una vuelta por la actuación de los americanos Rival Sons, los de Long Beach llevan casi una década manejando a la perfección los sonidos más característicos del rock y el blues setentero que gira en torno a las guitarras. Pudimos escuchar temas como “Get What´s Coming” o “Electric Man” o “Memphis Sun”.

Intentando estar en todos los lados y en ninguno a la vez, pasamos por la carpa de Trashville para echar un vistazo a la actuación de Hombre Lobo Internacional, el one man band suele salir a tocar en las noches de luna llena, aunque en esta ocasión aun teníamos un sol radiante. Deleitó al personal con su psychobilly-trash blues haciendo temas propios y alguna versión.

Y no podíamos dejar de visitar de nuevo el escenario “Love” para dar cuente de la actuación de los veteranos The Allnighters. También jugaban en casa y eso también se notaba en las primeras filas. Desgranaron parte de su último disco “Everything is changing” sin olvidarse de temas clásicos. Elegancia y espíritu negro a base de Rhythm and Blues.

 

Van Morrison - Azkena Rock Festival 2018

Llegaba el turno de la actuación que más publico iba a reunir en la noche del viernes, el mítico león de Belfast, Van Morrison. Salió a escena con su saxo y ataviado con traje morado, gorro y gafas de sol. Rodeado de su banda, con una actitud seria ofreció un extenso concierto y dejó buen sabor de boca a sus fieles. Difícil estructurar un setlist al gusto de todos con una carrera tan extensa como la suya, pero destacaremos “Baby please Don´t Go”, “Days Like This”, “Precious time”, Broken record” o la esperadísima “Brown eyed girl” donde pudimos ver a un Morrison algo más animado y cercano.

Ninguno de los dos escenarios secundarios empezaba a sonar hasta que la actuación de Morrison terminara, lo que nos obligó a perdernos a los británicos The Hypnotics, una pena, pero elegimos acercarnos a la propuesta hardcore que Lombardo y Mike Patton nos tenían preparada, Dead Cross. Una colección de temas que pasan por el punk, el noise y el metal sin que casi uno se dé cuenta. Frenéticos y apabullantes. Generando sentimientos de amor y odio y estados de ánimo que pasan de la ansiedad al relax en décimas de segundo.

Patton se mostró afable y divertido, se comunicó en un castellano con acento chicano y tuvo unas palabras sobre el caso de la manada, “¿Están por aquí los de la manada? A esos… a matar, cabrón”

Repasaron su disco homónimo y nos dejaron con la miel en los labios con un bis en el que hicieron un acercamiento a “Raining blood” de Slayer y “Epic” de Faith No More.

Son unos tipos que están de vuelta y hacen lo que les da la gana. Grandes.

Chris Robinson - Azkena Rock Festival 2018

Pasadas las 11 de la noche salía a escena Chris Robinson Brotherhood, el ex vocalista de The Black Crowes, que nos brindó un concierto un tanto denso y lineal. Las guitarras de Neal Casal, de un gusto magistral y los pasajes con el moog del teclista Adam MacDougall hicieron que la actuación ganara en emoción. Armonías vocales y pasajes instrumentales alrededor de su sonido “Hippie barroco”. Escuchamos “Sunday sound”, “Vibration & Light suite” o “Barefood in the head” entre otras.

Man or Astro-man? dieron con la tecla ofreciendo el concierto más fresco y genuino de la noche. Se metieron a la gente en el bolsillo con su surf-rock. Estos extraterrestres que cayeron a la tierra allá por el año 92 estuvieron soberbios. Tirando de samplers entre tema y tema, fragmentos de theremines y técnica bien pulida con grandes dosis de punk y humor. Enormes.

En el escenario “Respect” daban comienzo los míticos MC5, ahora denominados MC50 con motivo de su tour 50 aniversario. El supergrupo liderado por Wayne Kramer llegaban con una formación estelar, el guitarrista de Soundgarden Kim Thayil, cantante y bajista de King's X, Dug Pinnick, el batería de Fugazi Brendan Canty y el vocalista de Zen Guerrilla Marcus Durant. Y el resultado no pudo ser mejor, buen sonido y no faltaron los temas que tenían que estar. “Kick out the jams”, “Come together”, “Borderline” o “I want you right now” son algunos ejemplos. Los de Detroit convencieron bastante más que en su anterior visita.

A la 1:30 de la madrugada nos fuimos a ver a Nebula, sonido stoner bastante desganado y con poco impacto. Fueron sonando temas sin pena ni gloria. Tal vez había demasiada expectación por verlos al ser una banda que firmó referentes como “Let It Burn”, “Charged” o “Atomic Ritual”, pero no convencieron. 

Cerraron la noche las británicas, anunciadas a última hora, Girlschool que sustituían a Urge Overkill que se ausentaron en su cita azkenera por problemas de salud.

Referentes del heavy metal, donde destacaron por ser un grupo íntegramente de mujeres en un género dominado por los hombres como era el hardrock de los años 70. Repasaron parte de su discografía, desde su primer sencillo “Take it all away” a temas más recientes como “Treasure” de su última referencia “Guilty as sin”.

Hoy segunda jornada, donde parece que nos acompañará el sol otra vez.


Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

0 comments on “Crónica: Azkena Rock Festival 2018, jornada del viernes”

  1. Lo siento pero no has acertado casi ni una de las canciones que citas...Ya es mala suerte. Van Morrison (El Lechón de Belfast) no interpretó en su actuación ni “Someone like you”, ni “In the afternoon”, ni “Sometimes we cry”. No tires a boleo. Si no estás seguro, cita solo las que conozcas y quedas como un señor. Eso sí, cantó Brown Eyed Girl. Premio.

  2. Ahora sí. Las que citas, las cantó todas. Rectificar es de sabios. Por lo demás, muy acertadas las dos puntualizaciones que haces: una, que es muy difícil hacer una setlist al gusto de todos (al mío, por ejemplo no se acercó) y otra, que fue un Van Morrison más animado y cercano de lo habitual. Buen trabajo y espero no haberos molestado.

    1. Al contrario Alfonso! Comentarios así siempre son bien recibidos! Además, es señal de que hay gente que todavía sigue leyendo las crónicas (y que el tiempo que uno invierte sirve para algo) ¡Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram