Crónica: AMFest 2019, jornada del sábado

13 octubre, 2019
Redaccíon: dod Magazine

12Twelve - AMFest 2019

Redacción: Gonzalo Vílchez / Fotos: Jordi Bertran Hermosilla

Es el tercer día de esta edición de AMFest en el recinto Fabra i Coats, y hoy tienen más presencia propuestas electrónicas que ocuparán el stage 3. También tocarán Zeal & Ardor, Pelican y Za!, entre otros.

Abriendo el stage 3 tenemos a JJOS, proyecto de drone ambient con el que trabaja el catalán Jose Crypta. Puedes escuchar su último álbum, Bozhena, aquí:

Pero el espectáculo electrónico más impresionante del día nos lo dará Puntalaberinto. El proyecto de Patricia Usero es envolvente, rico en texturas y detalles, denso y lleno de capas. Sus drones evocaban imágenes que invitaban a lo oculto, los lengüetazos de ruido que nos asestó en su live show evocaban un mundo venido de otra parte, la fuerza de la música era tal que era capaz de producir un imaginario nuevo; resultaba impresionante su capacidad para portarnos de lo invisible a lo visible, esto es, su potencia era la de crear un mundo desde una constelación de sonidos exquisitamente dispuestos.

Nos movemos al stage 1 para ver a los catalanes 12twelve, clásica banda de post-rock que lleva más de diez años inactiva. Su show fue una muestra de que no todo el post-rock ha de ser un refrito de fórmulas propuestas por otras bandas. Esto se debe, sin duda, a que ellos mismos son pioneros en el género en términos de experimentación, lo que les hizo, hace años, un hueco como una de las bandas nacionales más grandes del género, tocando junto a bandas como Do Make Say Think o Mogwai. Interpretaron temas de su álbum de con Steve Albini, Speritismo (2003, BOA) y de L’Univers (2006, Acuarela), exhibiendo sus aproximaciones al free jazz desde el post-rock, impresionando a una sala que estaba a estallar.

Zeal & Ardor - AMFest 2019

Son cerca de las 10 de la noche, y no hay literalmente espacio en ningún sitio de la sala. Desde el front row hasta literalmente la pared del fondo del recinto, la gente está esperando para ver el concierto de Zeal & Ardor. Lo de Zeal & Ardor es un caso excepcional: de meme en la comunidad 4chan a una banda con un sonido perfectamente perfilado, que en cerca de dos años se ha consolidado como uno de los grandes nombres en el género. El show es impresionante, de vocales gospel con todo el público dando palmas al unísono a pasajes repletos de blastbeats y guturales, del blues a riffs entre el black metal y el metalcore, Zeal & Ardor demostraron que tienen, con solo dos álbumes, la fórmula bien refinada: los estribillos son catchy¸ los pasajes más próximos al black metal perfectamente insertados, un lineup bien establecido y un concepto atractivo y fresco. Y quizá lo que hace black metal a Z&A es, aparte de su sonido, su relación con lo demoníaco. Es articulando de forma innovadora un discurso alrededor de lo demoníaco que Zeal & Ardor han hecho suyo el black metal, el satanismo, no ya como una pataleta adolescente anticristiana, una inversión de los códigos del cristianismo, sino desde el no-cristianismo, el satanismo como una exploración de las posibilidades que ofrece el demonio al hombre, no de forma negativa o reactiva, sino a través de la magia, la fuerza, el poder de lo oculto.

Little one better heed my warning
devil is fine
he come in early morning
devil is fine
he go by many names
devil is fine
we gonna go home to the flames
devil is fine

Z&A cerraban, con un set de 18 temas, con su tema más célebre, Devil is Fine y su single Baphomet.

Right hand up, left hand down
Flame on the top and a moon around.

Myôboku - AMFest 2019

 En el stage 3 tocan Myoboku. Lo que prometía por los anuncios del festival como una propuesta fresca y todavía en mitad del proceso creativo, resultó ser un ejercicio narcisista y presuntuoso, un corte de rollo total después de un concierto tan impresionante en el stage 1. Nada de lo que pudimos escuchar allí era verdaderamente fresco, y su aproximación a lo que parecía ser una improvisación fue de lo más decepcionante.

De vuelta al stage 1 vemos a Pelican, clásica banda de post-metal, que nos ofrecieron un sonido verdaderamente grande. Porque Pelican suenan grandes, y lo hacen pasando continuamente de pasajes melódicos propios del post-rock a riffs hiper repetitivos que funcionan a modo de mantra, esta es su forma de ser pesados, y lo consiguen.

Cierran la noche la banda de rock experimental Za!, ofreciendo un show en su línea, divertido, dinámico y creativo. El concierto es un buen cierre para este tercer día de AMFest, que acaba mañana, con los clásicos del shoegaze francés Alcest y los vascos Lisabö.

 

 

 

 

 

 


Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram