Crítica: Yawners - Just Calm Down

26 agosto, 2019
Redaccíon: dod Magazine

Yawners - Just Calm Down

Redacción: Pablo García Torres

Tras su maqueta Dizzy (2015), el dúo madrileño Yawners, formado por Elena Nieto (vocalista y guitarrista) y Martín Muñoz (batería y coros), publicaron el pasado 22 de marzo su primer álbum Just Calm Down editado por La Castanya.

Este disco de carácter personal, tanto en lo lírico como en la composición, nos muestra una Elena capaz de revivir el rock alternativo de los noventa que el que convivió en su infancia, en algo fresco y renovador. Bandas como Pavement, The Offspring o Weezer pueden llegar a verse reflejado en este conglomerado de pop-punk y rock alternativo con ciertos tintes emo; incluso Blink-182, grupo tiene una gran presencia en su música, según afirma la cantante.

Just Calm Down nos invita a atarnos nuestras Vans, coger nuestro skate y nuestro IPod y patinar hasta que la luna salga en el skate park de nuestro barrio. Porque es así: un disco enérgico y potente que nos teletransporta a nuestra adolescencia gracias a esos eficaces riffs, la intensa batería y mansos coros de Martín.

Sus letras recogen experiencias vividas por la cantante y, a pesar de estar construidas por frases simples, certeras y repetitivas; denotan sentimientos algo más profundos que la artista no quiere revelar, ya que prefiere que el público crea sus propias interpretaciones. Obviamente, al igual que lo musical, la parte lírica presenta temática adolescente. En canciones como The Friend Song se deja claro que “solo le quiere como un amigo”, en Seaweed el protagonista presta más atención a las drogas que a su propia pareja o en Forgiveness, que probablemente cuente una historia divertida en la que hubo alguna que otra pelea y litros de alcohol. See You, See Me comenta el poder que tienen las redes sociales de potenciar nuestra personalidad, creando una imagen parcialmente falsa sobre nosotros. Una de las canciones más destacadas del disco es La Escalera ya que fue escrita en castellano, al contrario que el resto que están en inglés. Está claro que esa poderosa melodía de guitarra acompañada de unos alegres sintetizadores y esos suaves coros de Martín que acompañan a Elena en el estribillo hacen que esta canción sea su himno. No obstante, no todo es verano en este elepé; asimismo, hay cabida a la melancolía y al invierno en canciones como Please, Please, Please con melodías emo, A Funny Laugh en la que nuestro pasado se ríe de nuestro presente entre acordes rockeros y I’m Not Gonna Miss You Anyway; corte pop-punk en el que es inevitable corear la letra junto al duo, creando un sentimiento de unidad perfecto para ese progresivo y decadente cierre.

Las influencias de Elena han conseguido traer su adolescencia a aquellos que la están viviendo ahora, ofreciendo al mismo tiempo una renovación actual de la música punk alternativa de los noventa a aquellos nostálgicos de tiempos de antaño. Just Calm Down es ironía pura: en vez de calmarnos, nos alteramos, saltamos y nos dejamos llevar al ritmo de los temas como en un pogo de un concierto.

 

MÚSICA RELACIONADA

FUZZ (2020)

Crítica: FUZZ - III

30 noviembre, 2020
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram