Crítica: The War On Drugs - I Don’t Live Here Anymore

[kkstarratings]
4 noviembre, 2021
Redacción: dod Magazine

I Don’t Live Here Anymore - The War On Drugs

Redacción: Fran González

Hay artistas que no requieren de experimentos superlativos ni reinvenciones estrafalarias para seguir estando en el centro de la diana. Jugar a lo de siempre, sin arriesgar, volver a subrayar todos y cada uno de los principios de una exitosa fórmula que, sin mácula ni tacha, continúa emocionando y conectando con el público desde el primer día. Y después, recoger de nuevo los frutos. Sin embargo, la sombra de su previo A Deeper Understanding (Atlantic Records, 2017) era una losa que ni el propio Adam Granduciel parecía del todo seguro de poder llegar a superar, y así lo demostraba su extensa ausencia de cuatro años sin volver a publicar nada bajo el nombre de The War On Drugs.

El retorno de la banda de Philadelphia nos trae consigo su quinto trabajo de estudio, I Don’t Live Here Anymore (Atlantic Records, 2021). De nuevo, uno de esos álbumes idóneos para ilustrar un viaje en carretera o trasladarnos a un paisaje clásico del imaginario americano. El sexteto estadounidense recurre una vez más a todos esos elementos que fundamentan su perspectiva del rock clásico y que han fortalecido la envergadura y el discurso de la banda desde la última década. Sin caer, eso sí, ni en lo tópico ni en lo paródico. Como ya es marca de la casa, volvemos sin remedio a trazar líneas paralelas entre Granduciel y Springsteen (quien además, de forma anecdótica, cabe destacar que también tiene una canción titulada Living Proof). Una recurrente pero deliciosa comparativa que, lejos de denostar al vocalista y líder de The War On Drugs, pretende posicionar a éste en el palco de honor que tanto se merece.

Con esa característica balanza entre luz y oscuridad, desamor y esperanza, dolor y gloria, Granduciel nos adentra en una colección de diez pistas elegidas para llevarnos de la mano y de una manera incesante por las rutas más emocionales de su memoria. A golpes de textura árida y con ese eterno hermanamiento entre riffs cálidos de guitarra y etéreos destellos de sintetizador, The Wars On Drugs nos confirman nuevamente esa esencia que les convierte en unos rara avis dentro de un género tan estereotipado como es el rock con tintes clásicos. A partir de una sosegada balada folk (la ya mencionada Living Proof) marcada por esos elegantes versos con los que apuestan para la obertura del disco (“I went down to the corner they’re building at my block, maybe I’ve been gone too long I can’t go back, Oh, lonesome…”) nos situameos totalmente dentro de lo que la banda quiere contarnos desde el mismísimo primer minuto.

Aún teniendo la constante sensación de estar moviéndonos en un territorio conocido, observamos que los estadounidenses apuestan, dentro de sus comodidades, por puntuales novedades que les hacen salir brevemente de sus esquemas regulares. Para empezar, decimos adiós a los temas que superan los 6 minutos de duración, como ya parecía común ver en sus últimos dos LPs. Y a su vez, nos encontramos por primera vez en la discografía de la banda con una colaboración acreditada, concretamente a nombre de Lucius, el dueto folk con trazas country compuesto por Jess Wolfe y Holly Laessig, que acompaña los ecos vocales de Granduciel para el precioso tema homónimo del álbum. Pero más allá de los singles que fueron allanando el terreno hasta conocer el retorno oficial de la banda, a los de Philadelphia también les quedan unas cuantas balas en la recámara que se traducen en hermosas y sentimentales historias no exentas de nostalgia y melancolía que ganan en confidencialidad y vínculo con el oyente a medida que continuamos deshojando las capas de este I Don’t Live Here Anymore. El dolor oculto tras la lírica de Change, el ambivalente papel sanador y destructor de la lluvia en Rings Around My Father’s Eyes, la henchida sensación de seguridad y confianza que transmite esa pieza con ínfulas de himno que responde a nombre de Harmonia’s Dream, o la acertada pista elegida para cerrar el álbum capturando un recopilatorio de la desdicha vital que es Occasional Rain.

Los chicos de The War On Drugs con Granduciel a la cabeza intentan poner toda la carne en el asador para hacernos revivir las vibraciones de sus anteriores trabajos. Sin embargo, y pese a que la de su último álbum era una estela difícil de volver a alcanzar, con ese exquisito toque y gusto por los detalles que caracteriza a Granduciel y a su equipo, I Don’t Live Here Anymore se convierte en un intento más que notable por recordarnos a su antecesor.

MÚSICA RELACIONADA

Caliza - El Descenso

Crítica: Caliza - El Descenso

2 diciembre, 2021
The Parrots - Dos (2021)

Crítica: The Parrots - Dos

2 noviembre, 2021
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram