dod letter

Crítica: The Chemical Brothers - No Geography

[kkstarratings]

The Chemical Brothers - No Geography

Redacción: Miguel Vico

Noveno álbum, se dice rápido. Muy rápido para tratarse de más de dos décadas de increíble música electrónica. The Chemical Brothers han publicado recientemente No Geography, uno de los álbumes más divertidos de toda la discografía del dúo inglés y una de las mejores referencias de música fiestera para este año.

Casi por naturaleza uno desea empezar por los temas más divertidos del disco. Pura emoción fiestera. Pero quizás le quitaría gracia al resto de la review precipitarnos tan pronto. No Geography es un álbum de detalles, de elementos difícilmente analizables en una crítica escrita. Como la portada del álbum, tan magnífica y acertada, que difícilmente las palabras pueden hacerle justicia. Un cielo azulado cubierto con algunas nubes de color rosa es el horizonte que vislumbran dos individuos montados en un tanque que circulan a través de una autopista. Una referencia excelente a la psicodelia y al espíritu viajero del álbum.

Un proyecto que encuentra principio y final en cada canción. Como en Mah, con un comienzo digno de historia de terror, pero al que pronto le ponemos luces y una bola disco, ¿quién decía que la locura no es divertida? Este tema resulta ideal para el filme recientemente publicado de Gaspar Noé, Clímax, en la que se representa la locura humana a través del baile. Finalmente, el tema disminuye su tempo para cerrar hacia un camino sin salida.

Insisto en los mensajes que álbum nos manda: no hay caminos, no hay referencias, ¡no hay geografía! Por ello… podríamos saltar ahora a Bango, o a Eve of Destruction, dos temas con una fuerza electrónica apabullante. The Chemical Brothers demuestran seguir siendo genios creadores auténticos himnos de la electrónica, uno tras otro.

Referenciadores, We’ve Got To Try suena a mil cosas y a una muy concreta en su drop, The Prodigy. Prácticamente un homenaje ideal para otro de los grupos más importantes en la historia de la música electrónica. The Universe Sent Me tiene un tono más íntimo, con una voz que muchas semejanzas tiene con la de la cantante M.I.A..

No me puedo contener más, he aguantado bastante, pero tengo que hablar ya de mis dos niñas bonitas. Got To Keep On podría decirse que lo tiene todo. Un algo inexplicable que anima a repetir una canción infinitas veces. A través de sonidos de pura dulzura, el estilo no pierde en ningún momento el carácter británico. Sonidos de una pequeña rave, suspiros venidos de la Ibiza más paradisiaca, este tema hace que a uno se le revolucione su vena artística. Como en ese gran drop cercano al final, la confluencia de ideas es francamente refrescante y enriquecedora (como a lo largo de todo el álbum).

La gran pieza del álbum lleva por nombre el mismo que éste, No Geography. Partiendo con un mensaje claro (“If you ever change your mind about leaving all behind, remember, no geography”), el tema es altruista, generoso, desinteresado. Como un regalo de cumpleaños después de estar un mes enfadados, No Geography sueña con la unidad y la felicidad, la canción renueva nuestras esperanzas y dirige con nosotros la mirada al frente. “Me, you and me, Him and her, and them too […] I’ll take you along with me”.

A través de todo el álbum podemos escuchar varias frases como éstas, amor y diversión a través de sonidos electrónicos de primer nivel. El álbum cumple con su mensaje por completo, no hace falta ser un experto en electrónica o en el dúo inglés para poder disfrutarlo. No hay rutas, todos los puntos de partida son comunes. Principio, fin y continuación como mensaje del proyecto, atrevidos, no hay nada que pare a The Chemical Brothers.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram