Crítica: Snapped Ankles - Forest Of Your Problems

15 julio, 2021
Redaccíon: dod Magazine

Snapped Ankles - Forest Of Your Problems

Redacción: Fran González

Por inaudito que parezca, aún sigue quedando espacio en la escena para propuestas tan excéntricas y fuera de norma como la de los londinenses Snapped Ankles. Este cuarteto que parece haber abandonado las profundidades del más espeso de los bosques se presenta con el aplomo de una banda ya consolidada que firma su cuarto disco de estudio. “Forest Of Your Problems” (The Leaf Label, 2021) nace a partir de un manifiesto irreverente pero concienciado con la desaparición de los espacios verdes del mundo, y con una puesta en escena que no dejará indiferente a nadie.

Ataviados con trajes de camuflaje (o ghillies) que cubren sus cuerpos casi por completo y un rudimentario set de troncos de madera, que lo mismo son empleados como pies de micro que como elementos percutivos, este grupo de neo-chamanes sin identidad reconocida ha firmado el que es, pese a su rocambolesco envoltorio, su disco más accesible hasta la fecha.

Se exige tener presente que la cubierta no suponga un impedimento para descubrir la verdadera esencia que hay detrás de estas criaturas pantanosas que inundan de caos disruptivo el escenario. Pese a que su conjura tenga espacio para ciertos achaques de hilaridad, la premisa sobre la que esta banda del Este de Londres ancla su discurso es una crítica analogía al capitalismo más hipócrita y destructor, que sacude nuestra sociedad y pone en riesgo la existencia de todo aquello que no ha sido fabricado por el hombre. Recatando conceptos como la “xilofobia” (miedo a los bosques y a elementos hechos a partir de madera) o entrando en la prolífica espiral de lo experimental, Snapped Ankles sellan diez pistas cargadas de energía y mensaje.

Nos encontramos con un tornado de reflexiones oscuras que miran de soslayo el terreno político y no se olvidan de querer hacernos bailar. “Forest Of Your Problems” despliega sus herramientas haciendo uso de sintetizadores infecciosos, percusiones feroces y ecos de voces distorsionadas. Arrancando con una pista homónima, el álbum ya sienta las bases desde el principio de dónde quiere situarnos, pues nos traslada a un entorno salvaje entre ritmos percutivos y tribales envolventes. Esa esencia arcaica y vetusta que rodea la praxis del grupo, se ve a su vez contrapuesta por la intrusión de beats retrospectivos que nos recuerdan a unos DEVO de finales de los 70s: sin ir más lejos, ‘Undilated Lovers’ es acompañada en todo momento de compases de retro-techno. Sin perder de vista, eso sí, la finalidad beligerante de su diatriba, la cual podemos ver bien representada en ‘Shifting Basslines of the Cornucopians’ con proclamas como “It's a great time to be alive, if you own your own hedge fund.”

Tras el interludio que supone ‘Susurrations (In The Forest)’, la dinámica del disco se torna más lineal y menos sorpresiva, aunque guarda un par de golpes de última hora que reconectan acertadamente con el oyente, como el pegadizo grito de “What’s your phobia? Xylophobia!”, o ‘Rythm Is Our Business’; una canción sencilla y cargada de ironía, que pese a su melódica fachada contiene una percusión y una lírica que le hacen desbancarse del dance punk que otras bandas de corte similar ofrecen.

Snapped Ankles no son neófitos ni amigos de lo normativo, pero se suman a este momento dulce de sonidos regresivos que la escena punk de Inglaterra está viviendo recientemente. Por manido que pueda parecer el discurso ecologista, lo que sin lugar a dudas no es usual es la manera en la que estos maestros del misticismo naturalista son capaces de presentar su crítica anti-capitalista, la cual sacudirá tu cabeza tanto por dentro como por fuera.

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram