dod letter

Crítica: Real Estate - Daniel

[kkstarratings]

Real Estate - Daniel (2024)

Real Estate ven en su veteranía el pretexto ideal para hacer en su nuevo LP y casi dos décadas después de su debut lo que les da verdaderamente la gana. Entre otras ideas, está la de sacarle cierta sorna al asunto de cumplir años y sumergirse desde la parodia en la nostalgia, rescatando algunos héroes de su juventud (véase el videoclip para Water Underground, donde de la nada organizan una reunión improvisada con el elenco de la serie infantil Las Aventuras de Pete y Pete), probándose moderadamente a sí mismos en los acertados encantos del country (que el disco haya sido grabado en Nashville deja sin duda una importante huella en su sonido) o simplemente titulando su sexto álbum de estudio como Daniel (Domino Records, 2024), sin intención alguna de dedicárselo a ningún Daniel en particular, pero sí a todos en general.

Ir a grabar al sur (y contar con Daniel Tashian en la producción, quien se hizo un nombre tras trabajar con Kacey Musgraves) implicaba directamente lanzarse a la experimentación y dejar entrar en el sonido regular de la banda ciertos artefactos tan personales como el pedal steel -un instrumento cuyo sonido nos traslada directamente a un género muy esopecífico, pero que con la prestancia de la banda mediante éste termina maridando a las mil maravillas con el imaginario de la misma, alejándose acertadamente de cualquier atisbo paródico en favor de otorgar al todo una perfecta y cálida templanza.

El montante es un choque de trenes delicioso entre canciones que llevan el ADN vivo de los Real Estate de siempre (a las soleadas y tórridas Somebody New o Say No More nos referimos) junto a temas que juegan con las posibilidades de la banda en entornos renovados y atrevidos (quizás un álbum entero con canciones como Victoria habría sido exasperante, pero de algún modo este tipo de pinceladas, amables y dispuestas de forma aislada en el fresco, no terminan de desentonar tanto y hasta se agradecen). Así pues, Martin CourtneyAlex Bleeker y su banda culminan un trabajo inspirado en la adultez y en el paso del tiempo, lo cual les llevará en ocasiones a maldecir contra las fallas del mundo presente ("The sun is shining through the world, this haunted world is killing me", cantan en la genial Haunted World) o a regodearse en la melancolía más profunda (You Are Here), pero también nos permitirá atestiguar su dominio de una fórmula que, no por testada y puesta en valor, ha perdido su efectividad (Market Street). Un riesgo moderado y comedido, de muy dudosa proyección futura pero genial factura presente, que vuelve a darnos exactamente lo que queremos de una banda como Real Estate: canciones dulces de corte acústico que embalsamen la llegada de la primavera y combinen con la renovada duración de las tardes.

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram