dod letter

Crítica: Pixies - Doggerel

[kkstarratings]

Doggerel - Pixies (2022)

Hay sectores que nunca aprobarán lo que una banda antológica siga sacando, sin importar la calidad real de su material, pues ésta siempre terminará siendo comparada con la sombra de lo que fue. En el caso de Pixies, esa sombra abarca probablemente algunos de los discos más legendarios del indie americano de los 90s, siendo Surfer Rosa y Doolittle dos piezas angulares imprescindibles para entender el mismo; por lo que superar las expectativas de cualquier cosa que suceda más allá de su abc profesional, tras casi cuarenta años como formación, no se presenta como una tarea fácil. Sin embargo, Black Francis y compañía han ido disputando el paso del tiempo y sacando petróleo de cada una de sus propuestas, sin volver a firmar capítulos de eterno calado como en sus orígenes, pero capeando la evolución de la banda con auténtica elegancia. La nunca superada marcha de Kim Deal, incluso, pudo llegar a disfrazarse a través de piezas que nos volvían a poner en contacto con algunas de las mejores caras de la banda, como sucedía a través de algunos pasajes destacables hallados en Indie Cindy (2013) y Head Carrier (2016). Porque, aunque a muchos le pique, es en esta renovada segunda era de la banda donde los de Boston han demostrado ser capaces de abarcar mucho más de lo que presentaron en sus orígenes y, lejos de vomitar réplicas infinitas de lo que ya fueron, se enfrentan con valentía al octavo álbum de estudio de la banda: Doggerel (BMG, 2022).

Durante la pretérita pandemia, Francis parecía dispuesto a firmar un nuevo álbum en solitario, inspirado en el cancionero country americano de los 50s. Sin embargo, Tom Dalgety (posteriormente, productor de Doggerel) vio en la narrativa del vocalista y líder de Pixies los mimbres perfectos para virar hacia una dirección aparentemente opuesta y que terminaría dando como resultado este nuevo capítulo en su icónica estela. La primera bala de fogueo con la que la banda testó sus intenciones fue Human Crimes, finalmente no incluida dentro del montante de Doggerel, pero sin lugar a dudas, responsable directa de su posterior desarrollo. Poco a poco se fueron sumando las diferentes aportaciones del resto de caras que componen la actual formación, llevando el LP a un remarcable nuevo estadio: Paz Lenchantin brinda auténticos honores al legado de Kim Deal con líneas de bajo que atraviesan muros como brocas de taladradora (There's A Moon On) y coros que aportan dulzura entre la malévola espesura (Who's More Sorry Now?); y Joey Santiago crece merecidamente en protagonismo, firmando piezas compuestas por cuenta propia y aportando al álbum un storytelling singular (Dregs of the Wine) o directamente exhibiendo sus polivalentes facetas a las seis cuerdas (desde dejes latinos y rodriguezianos en You're Such A Sadducee hasta radiantes reflejos de folk en Pagan Man).

Sin embargo, lo que parece inalterable es esa habilidad por parte de Francis y compañía para rascar en la raíz del rock alternativo de toda la vida y lograr con ello melodías que resulten tan familiares que hagan pensar que los años no han pasado. Es el caso de la fabulosa Haunted House, indiscutible consecuencia de esa gótica y lúgubre pátina que siempre ha teñido el imaginario de Pixies, y que la convierten en una digna sucesora de clásicos como Here Comes Your Man; o el tema con el que confieren la apertura del álbum, Nomatterday, con esa apoteósica entrega firmada en casi clave de spoken word y donde se nos espetan líneas maravillosamente airadas y coléricas: "Don't waste your time on me/Don't waste my time on you".

Con todo, la banda consigue encontrar ese punto de equilibrio sobre el que sostenerse, en el que las cosas ya no suenan como eran -no hay más que dejarse caer en piezas pegadizas y facilonas como Get Simulated para comprobar donde reposan ahora la artillería pesada de la banda-, ni tampoco abandonan el barco de forma temeraria -pues su sonido, como corroboramos en Vault of Heaven, siempre guardará un guiño al pasado que ninguna crítica deslenguada podrá negar.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram