Crítica: Parcels - Parcels

24 octubre, 2018
Redaccíon: dod Magazine

Parcels - Parcels

Redacción: Charas Vega

Por fin llega el esperado disco de los australianos Parcels, cargado de unos ritmos funk conocidos pero no por ello menores a sus anteriores trabajos. Esta banda afincada en Berlín ha conseguido captar el alma retro de la ciudad y plasmarla en una banda sonora que dista de la esfera electrónica convencional.

Recordados por su hit overnight lanzado por Kitsuné en 2017 y producido por el mítico dúo francés Daft Punk, consiguieron que su fama se extendiera como la espuma en muy poco tiempo. Ese mismo año ya participaron en él más que conocido festival de Glastonbury, mientras que aquí pudimos disfrutar de su imponente línea de bajo de aires funk y sus melodías “Bee Gee” en el festival VIDA, donde demostraron que eran una banda joven pero con un talento latente.

Ahora, con este disco publicado en octubre, aunque realmente capta unas vibraciones bastante veraniegas,  pretenden confirmarse como la banda que son.  Desde la canción que inicia el álbum Comedown se puede apreciar que este es un disco ideado tanto para vermús como para las copas a las tantas, pero eso sí, siempre para bailar. Una intro que nos prepara realmente para la siguiente canción Lightenup, se trata de un tema que irradia clase y lo mejor del mejor funk setentero.

Con temas como Bemyself o Exotica flirtean con nuevas formas de crear música de mayor carga emocional, gracias a un tempo más pausado. Unas piezas más barrocas y ciertamente más trabajadas a nivel de producción.

Por otro lado, Everyroad, para mi su canción más completa y bailable, juega con una electrónica diferente y arriesgada, una pieza más vanguardista y de mayor duración que invita a bailar a través de un viaje con subidas y bajadas donde la banda demuestra todo su potencial.

El disco finaliza con el tema Credits, donde el rapero berlinés Dean Dawson recita los créditos con la banda tocando de fondo. Una forma de acabar muy acertada ya que refuerza este ambiente buenrollero invitando al oyente (como si fuera un colega más) a volver a escuchar el disco desde el principio. Una guinda del pastel perfecta para uno de los grupos que más fuerte está pegando en el panorama del neo funk, con un trabajo que está causando furor tanto en crítica como en público. Una delicia que como él mismo Dean Dawson nos sugiere, se debería poner On repeat.

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram