Crítica: Ordesa - Días Cálidos

29 noviembre, 2018
Redaccíon: dod Magazine

Ordesa - Días Cálidos

Redacción: Jose Verdu

Llevaban tiempo anunciando un nuevo trabajo y aún con días cálidos en septiembre, llegó su promesa, como no podía ser de otra manera. El dúo toledano/salmantino formado por Tomás y Begoña se había ampliado para la ocasión, y al barco se subieron Eric (Boneflower) y Daniel Soteldo (Crossed) para otorgar más presencia musical a este proyecto. Así, Ordesa no han decepcionado. Nunca lo han hecho y menos en este nuevo álbum que trae arreglos de banda que consiguen mejorar esa esencia instrumental de los anteriores discos.

Como un susurro melodioso, la voz de Begoña vuelve a introducirse en nuestros oídos desde la primera frase, con un timbre y una sensación que rápidamente se introduce en nuestro cuerpo. Días Cálidos refleja un proceso de composición labrado, hecho con mimo, con letras que no dejan de ser poesía en ningún momento. Así, estas siete canciones que forman el disco consiguen crear una atmósfera propia a la que ya estábamos acostumbrados, pero con otro ambiente distinto en canciones como Refugios o Golpe al Osario, que supone un cierre perfecto para este disco.

Bien cargados de lo que muchos etiquetan como ‘folk íntimo’, este, su primer LP tiene tan cuidadas las letras como la presencia física, lo que lo convierte en un disco bien formulado y premeditado. Letras íntimas, enigmáticas, que hablan de experiencias, sensaciones y recuerdos y que tienen una sonoridad única y un lirismo muy trabajado.

Otras canciones como Las tres sorores o Cierzo muestran también una conexión con la naturaleza que está muy presente en la trayectoria de Ordesa. Letras que hablan de sensaciones, pensamientos, vivencias, pero también del sol, la luna, de luces y oscuridades. Esta relación música-naturaleza podemos decir que define bastante del dúo que un día eligió una región aragonesa para su nombre artístico.

Este LP ha sido grabado en Ultramarinos Costa Brava, que suma otra producción como esta a su lista. Víctor García fue el encargado de la masterización que ha conseguido que Días Cálidos suene como suena. Cercano, íntimo, suave y conciso. Además cuenta con ediciones sacadas adelante gracias a Monasterio de Cultura, Walking is Still Honest, Tirano Intergaláctico, Pifia Records, Mello Records y Mise En Scène Productions. Sin duda un puñado de canciones con las que desconectar, descansar y una banda sonora perfecta para recorrer las carreteras del pirineo oscense una y otra vez.


MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram