dod letter

Crítica: MGMT - Loss of Life

[kkstarratings]

MGMT - Loss of Life (2024)

Andrew VanWyngarden y Ben Goldwasser lo tenían todo a su favor para caer en las simplonas fauces del éxito mediocre y replicar sin arrojo la fórmula de cualquiera de sus hits más virales (por alguna razón, los centennials han creído que temas como Time to Pretend o Little Dark Age merecían ser redescubiertos a estas alturas a través de sus redes sociales de cabecera). Pero lejos de querer alimentar este sobrevenido nicho de atenciones, los citados miembros de MGMT han ido a por todas en Loss of Life (Mom+Pop, 2024), haciéndonos entrega de un disco que huye a todas luces de convencionalismos, subraya la cara más onírica de sus responsables y logra desperezarse y crecer por encima de triunfos pasados.

Narrativamente interpuestos in media res por su particular intro, bautizada como Loss of Life (Part 2), vemos la intención de la dupla por mantener fresco su carácter más experimental, continuado así por un registro britpopero que no veremos venir en absoluto en Mother Nature, pero que compraremos a ciegas tan pronto como su emotiva épica nos capture (sí, parece una versión hecha de memoria del Whatever de Oasis, pero la metafísica de sus letras logra que el tema se desligue de esas maliciosas comparaciones y prospere por cuenta propia). Siempre dispuestos a probarse a sí mismos (recordemos que éste es el primer disco que publican de manera independiente, tras varios años en una multinacional), Andrew y Ben deciden continuar tensando la cuerda de su zona de confort y abren la dupla por vez primera en su historia a una colaboración. También es cierto que cualquier atisbo de riesgo se minimiza al contar para la misma con nada menos que Christine and the Queens, quien cede su torrente vocal para Dancing in Babylon en una poderosísima balada con arreglos ochenteros que verifica las intenciones de la banda por funambular con sorna entre la nostalgia y el presente.

Sin embargo, esa inteligente ironía con la que siempre les gusta salpicar todo aquello que hacen no será óbice para que también atestigüemos el criterio más sobrio de VanWyngarden y Goldwasser, a quienes no veremos poniéndose tan sombríos como el título de su disco pudiera hacernos sospechar, pero sí se tomarán la licencia de reflexionar sobre ciertos temas deudores de los tiempos actuales ("Es una canción que trata sobre alguien que vive desde una posición cómoda y privilegiada, pero ello no le exime de tener cierta empatía o conocimiento de las injusticias y luchas de la clase social, por ello decide salir a las calles y sacrificar sus propios beneficios en favor de la masa", nos contaba el propio VanWyngarden sobre People in the Streets en nuestra reciente entrevista, un tema no necesariamente vinculado a ningún conflicto concreto de nuestros días, pero definitivamente sí muy influido por esa necesidad de encontrar verdad en los medios y por el sentimiento compartido de muchas personas que no saben cómo lidiar con la actual situación social y cultural).

Estar ya en sus cuarenta, y definitivamente haber dejado de ser aquellos niños de principios de siglo que inundaban las radiofórmulas con sus temas más infecciosos, les ha permitido preñar sus canciones nuevas con un toque de consciencia casi inédito, intercalando letras más introspectivas (como las confesivas pesquisas plasmadas en Nothing Changes) con instrumentaciones más próximas que nunca a una psicodelia retorcida y parafernálica (que me aspen si Bubblegum Dog no podría llevar la firma de Frank Zappa y sus The Mothers of Invention). El montante es, sin la menor duda, la consagración de una banda ya generacional que, con aplomo, destreza lírica y valentía, deforma cualquier expectativa en el oyente en favor de la apuesta más osada, -la cual, independientemente de caer o no en gracia, nos permite seguir viéndoles saltando elegantemente al vacío y sin red.

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram