Crítica: Maggie Rogers - Surrender

[kkstarratings]
8 agosto, 2022
Redacción: Fran González

Maggie Rogers - Surrender

El pop millennial más al uso ha ido dando muchos palos de ciego en los últimos meses, entregándonos bastantes (demasiados) proyectos y propuestas que se aproximaban a lo que el público demandaba, pero no alcanzaban del todo los anhelos y exigencias de la crítica. Ha tenido que llegar la señorita Margaret Debay Rogers para poner algo de orden en el foco, haciéndonos entrega de todo un señor segundo álbum, con el que no solo la artista estadounidense revalida su carrera tras su fulgurante debut, sino que confirma además una evolución a la alza que de seguro la ubicará con el tiempo como una de las figuras más representativas del pop contemporáneo.

Recluida en las montañas de Maine y con todo el tiempo del mundo por delante que una recién estrenada pandemia global le ofreció, Rogers ha logrado plantear un álbum en el que prima su voz por encima de todo, alcanzando notas y lugares que nunca antes había demostrado en trabajos previos. Con una renovada y portentosa confianza en sí misma, se lanza a hablarnos sobre amor y lujuria como importantes pilares de su actual inspiración, llevando su sonido a un siguiente estadio que no reposa toda su intensidad en aquellas melodías folkies que en su día conocimos. Rogers tiene ese deje en su hacer que de alguna forma nos recuerda a una versión actualizada de esas grandes e icónicas voces femeninas de nuestra historia, y al mismo tiempo también nos es imposible no erigir puentes y símiles entre ella y otras caras más coetáneas de la misma. Todas esas rémoras encuentran un sentido a través de Surrender (Debay Sounds/UMG, 2022), un trabajo ecléctico y apasionado que mantiene unidos los mimbres de lo mejor del ayer y del hoy y que busca coger impulso en el pasado para afrontar el presente. No es algo nuevo en su corta pero meteórica carrera, pues la de Maryland siempre nos ha demostrado su debilidad por esos sonidos que desde bien joven configuraron su ahora imparable imaginario y que ahora vuelve a denotar sin atisbos de duda en la popular Horses o en esa fresca y soleada That’s Where I Am, donde compila ripios de sonido 00s y una incuestionable mirada a la mejor cara del Solar Power de Lorde.

Sin embargo, si algo nos demuestra Surrender es que no hace falta tirarse al barro del hit fácil para sorprendernos, pues más allá de sus singles principales el segundo trabajo de Rogers oculta tras de sí auténticas perlas que no deberían pasar desapercibidas en absoluto. Nos referimos sin lugar a dudas a esos impecables pasajes donde Rogers innova y transita por lugares donde nunca antes la habíamos visto, como ese sobresaliente y emocionante Overdrive que se encarga de abrir el disco o la divertida y dinámica Want Want, donde recurre a un pop resultón y florido para enmarcar un estribillo que se te quedará pegado al instante.

Y no es que la cantante americana haya dejado del todo de lado esas cálidas y acogedoras tonadas que configuraron su talento en el pasado (pues también tienen su particular hueco aquí, como bien nos demuestran piezas como Begging For Rain o Different Kind Of World), pero es evidente que Rogers ha dado con la clave para llevar su valía a un siguiente nivel, y una vez lo ha hecho se ha visto capaz de entregarnos bombazos directos y contundentes como Shatter o Be Cool, donde juega con las texturas de una manera poderosa e impredecible. Toda una lección de lo que se espera de una renovación de votos tras un afamado debut.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Björk - Fossora

Crítica: Björk - Fossora

2 octubre, 2022
Doggerel - Pixies (2022)

Crítica: Pixies - Doggerel

30 septiembre, 2022
Zahara - Reputa

Crítica:'Reputa' de Zahara

27 septiembre, 2022

One comment on “Crítica: Maggie Rogers - Surrender”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram