dod letter

Crítica: Los Punsetes – AFDTRQHOT

[kkstarratings]

Los Punsetes – AFDTRQHOT
Ni los años ni la desidia propia del paso del tiempo han logrado que el discurso irreverente y ácido de Los Punsetes se aplaque ni un ápice, encontrando, precisamente en las miserias del hoy, más energía inspiradora que nunca para dar alas a una nueva colección de dardos envenenados y puyas sonoras que se encuadran con excelso gusto en su séptimo álbum de estudio y primer trabajo desde que la formación fichara por Sonido Muchacho. Parece que la renovación de aires le ha venido bien al quinteto con nombre de divulgador científico, pues en AFDTRQHOT (Sonido Muchacho, 2022) sentimos una incuestionable y del todo aplaudida regresión a su sonido más primigenio, sacando a pasear guitarrazos como en los viejos tiempos y luciendo entre sus cortes una rugosidad controlada que evidencia ese brillo naíf que persiste a pesar de los años y un toque lo-fi de aquel que aún se acuerda de sus inicios.

A cuchillo y sin contemplaciones, la banda arranca con una impagable España Corazones que, directamente, entra en el ranking de las mejores canciones que Los Punsetes hayan firmado jamás. Una mirada analista pero también melancólica al costumbrismo que nos rodea y donde, como es ya habitual, sus letras dicen mucho con muy poco. Si hablamos de narrativa, precisamente estamos ante una de las bandas con más sello propio de nuestro panorama, así que no nos sorprende toparnos a estas alturas con piezas que ahondan con tanta finura en los males que asolan nuestra sociedad (“todos los cerdos deben morir, está muy caro el alquiler en Madrid” cantan en esa suerte de homenaje al All Pigs Must Die de Death In June que es Cerdos) o que desnudan con precisión la podredumbre que la vida adulta desarrolla en nosotros (“cada herida que no me curo acabará conmigo en un futuro” versa la brillante y punzante a partes iguales Hola, Destrucción).

A pesar de manejar fórmulas que son ya reconocibles por todos los presentes, Los Punsetes también nos ofrecen un arsenal de contrastes que enriquecen el álbum y lo convierten en un trabajo más dinámico de lo que a priori pueda parecer. Primero, será en esa inmediatez que parece respirar el disco donde encontramos líneas que directamente nos trasladan a un punk más rudimentario y arquetípico (Cosas Que No Me Gustan) con pistas que apenas superan los tres minutos y que van al cuello; sin embargo, la baraja se rompe con una progresiva y dilatada Ocultismo que se extiende hasta los 9 minutos entre diferentes pasajes que van desde el rock más pesado hasta escenas más lisérgicas. Otro de los rasgos enfrentados en AFDTRQHOT, y que es marca punsete desde los mismos orígenes de la banda, es esa habilidad de los mismos para darnos una hostia con la mano abierta (No Puedes Correr) y al mismo tiempo emocionarnos con un relato ambiguo y melancólico que evoluciona entre líneas de rock árido de la mano de la certeza tonal de Ariadna (Un Condenado A Muerte). Un valor en alza que deciden explotar hasta el fin del metraje del disco con esa sobrecogedora Fomo (“no esperar grandes cosas, vivir tranquilamente en algún lugar de la costa”) en la, echando mano de un concepto relativamente moderno, nos convencen desde la pasividad por bajar el ritmo a nuestras expectativas. Si la linde que designa el futuro de este quinteto en esta nueva etapa post-greatest hits es ésta, auguramos que habrá punsetes para rato.

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram