dod letter

Crítica: Little Simz - Drop 7

[kkstarratings]

Little Simz - Drop 7 (2024)

Después de arrasar en 2021 con Sometimes I Might Be Introvert (álbum que le valió para ganar el merecido reconocimiento oficial de la audiencia generalista y el Premio Mercury de 2022) y convertirse así por derecho propio en una de las raperas más influyentes de la escena anglosajona actual, sentimos con absoluta certeza que Little Simz va a comenzar a hacer lo que le dé la gana a partir de ahora y sin rendir cuentas a nadie. Algo intuíamos ya de esta renovada y contra-sistémica actitud tras el sorpresivo e inesperado lanzamiento de NO THANK YOU (2022), y ahora la maravillosa artista de Islington vuelve a hacer lo propio con quince minutos de música nueva en formato EP que una vez más dan en la diana con excelsa puntería.

Como ya sabemos, la raíz de esta tendencia suya a firmar material nuevo con divina incontinencia le viene de largo, pues para dar con el primer capítulo de este particular proyecto debemos viajar justamente diez años atrás, cuando Simbi nos entregaba su primer Age 101: Drop 1 (2014) casi a modo de carta de presentación. Quién le habría dicho en aquel momento a aquella joven rapera de Londres que una década después estaría firmando la séptima entrega de la colección (Drop 7), provista ahora ya de unas considerables dosis de confianza en sí misma, abierta a la exploración y el experimento, y con el gran público en su mano.

Así lo vemos desde el mismo primer arranque del EP, una genial Mood Swings que entra de lleno a formar parte de los mejores temas que Little Simz ha firmado hasta la fecha y se convierte así en un bombazo más que sumar a su ya generoso repertorio. Nuestros hombros se levantan solos y se sacuden de forma intermitente tan pronto como la rapera comienza a dibujar esos apresurados versos suyos ("I've been all around town, bass thuddin', drown as these sounds come in") y el beat se deshace de forma envolvente, mostrando la que es sin duda su cara más clubbing hasta el momento. Con ganas de jugar y dispuesta a mostrarse ambiciosa en su registro, cambiará el mismo tantas veces como le plazca, ya bien sea acercándonos al urban más carioca ("De Londres a São Paulo ondе quer que vá eu faço da cidadе o meu lugar", canta en una divertida y fresca Fever), a la electrónica más tribal y palpitante (SOS), al R&B más sensual (I Ain't Feelin It), o al soul más accesible (Far Away).

Siete pildorazos que pasan volando y que con la no menos desdeñable producción del DJ y productor británico Jakwob (también conocido por sus colaboraciones con Nia Archives y P-rallel, así como por su música para la película debut de Molly Manning Walker, How To Have Sex), la artista británica alcanza una dimensión expresiva única y continúa evolucionando sin límites ni prejuicios. Y lo mejor es que, en palabras de la propia Simbi, podemos esperar mucha más música nueva en los próximos meses. Y nosotros aquí estaremos, para disfrutarlo.

MÚSICA RELACIONADA

Talk Show - Effigy (2024)

Crítica: Talk Show - Effigy

21 febrero, 2024
IDLES - TANG (2024)

Crítica: IDLES - TANGK

16 febrero, 2024
Slift - ILION

Crítica: Slift - ILION

29 enero, 2024
chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram