Crítica: Jim Jones & Harry Fraud - The Fraud Department

1 marzo, 2021
Redaccíon: dod Magazine

Jim Jones & Harry Fraud - The Fraud Department

Redacción: David Mombiela

Jim Jones, el veterano MC originario del Bronx (Nueva York), siempre estuvo en la sombra de sus anteriores compañeros Cam´ron o Juelz Santana del grupo The Diplomats. Tras una irregular y comercial carrera en solitario de más una década, hace 3 años consiguió finalmente revertir esta situación con sólidos lanzamientos producidos por The HeatMakers: Wasted Talent (2018), El Capo (2019) y El Capo Deluxe (2020).

No es nada habitual que un rapero de 44 años esté en el mejor momento de su carrera, y eso precisamente es lo que ha conseguido Jim Jones con su nuevo lanzamiento The Fraud Department (2021). Su madurez y técnica en las letras ha alcanzado el punto más álgido con este proyecto, además de una idónea elección en la producción.

Para ello cuenta con el inestimable trabajo del productor Harry Fraud. Un excelente y consagrado beat maker de la escena underground con destacables proyectos colaborativos con Action Bronson, Curren$y o Smoke DZA. La producción siempre está en su punto, Harry Fraud es capaz de crear relajados ambientes con sencillos samples de soul, para a continuación golpear con ritmos más agresivos y característicos de un rap más comercial.

Este contraste en la producción se hace más evidente en la primera mitad del álbum. La canción apertura Laps Around the Sun y Lose Lose sobresalen con unas instrumentales suaves y frescas, puro soul cortado y en bucle. Sobre ellas, Jim Jones rapea con tremenda seguridad, mostrándose igualmente agradecido y reflexivo: “Every night I pray to God to make more laps around the sun, I’m grateful, never sold no crack around my son” como callejero y chulo: “We let that heat go just like the Britain skies, And I used to cook up coke in the same pot the chicken fried”.

Al contrario, las otras 3 canciones que componen el inicio de The Fraud Department son decepcionantes y suenan completamente genéricas. En Fucked Up y Aunt Viola los horribles coros cargados de autotune de Belly y Trav respectivamente lastran las canciones de forma insalvable. Harry Fraud se recupera ligeramente en Bada Bing, donde aporta un ritmo sin complejos hecho directamente para clubs y que cuenta con la colaboración del conocido rapero mainstream French Montana.

Por suerte, en la segunda mitad del LP los molestos coros y las instrumentales sin personalidad desaparecen y el dúo nos deleita con las mejores canciones de todo el proyecto. Say a Prayer es de una belleza y nostalgia sobrecogedora, parece extraído del reciente disco The Outrunners (2020) del propio Harry Fraud y Curren$y, de ahí que no sorprende que cuente con su colaboración en la canción. El rapero de Nueva Orleans y Jim Jones fluyen con una facilidad pasmosa sobre un ritmo de Harry Fraud de aroma a clásico soul.

Justo a continuación llega The People, un single adelantado en verano del año pasado, en plenas protestas de Black Lives Matters tras el asesinato de George Floyd. En este caso, la canción se trata de un remix, manteniéndose la misma instrumental pero añadiendo los coros de Marc Scibilia y los versos de Conway The Machine. Tanto Jim Jones como el rapero de Griselda muestran su carácter más combativo y concienciado y escupen duros versos en contra de la brutalidad policial y el racismo institucional de EEUU. Jim Jones realiza un enfoque más histórico: “We still searchin' for equal rights inside this racist land, That all started when Columbus docked here to take the land”, mientras Conway The Machine relata una conmovedora historia familiar: “Police killed my uncle, had my grandmama crying hard…All lives should be equal, We tried being peaceful now I'm frontlines, I'd dye for my peoples, nigga”.

Por último, en la parte final del álbum, el productor Harry Fraud se desata y sorprende con unas instrumentales más protagonistas. En Luxury Lies los incisivos golpes de sintetizador marcan el ritmo mientras una irreconocible guitarra eléctrica construye la melodía. La optimista instrumental en Three Cuts consigue otro momento especial del proyecto, su vibrato descontrolado de guitarra es un contrapunto tremendamente original a los sonidos de viento triunfales.

Las carreras del rapero Jim Jones y el productor Harry Fraud poco habían tenido en común hasta ahora, sin embargo parecen haberse encontrado en el mejor momento de ambos. The Fraud Department contiene alguna de las mejores rimas del veterano rapero y supone un gran adelanto del productor, ya que a mediados del próximo mes de marzo publicará el esperado álbum colaborativo con Benny The Butcher: The Plugs I Met 2.

MÚSICA RELACIONADA

FUZZ (2020)

Crítica: FUZZ - III

30 noviembre, 2020
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram