dod letter

Crítica: Gilla Band - Most Normal

[kkstarratings]

Gilla Band - Most Normal (2022)

Redacción: Sergio Abreu

Música apocalíptica para tiempos apocalípticos y una nueva alegría proveniente de Irlanda. Gilla Band son de esas bandas que pone las cartas hacia arriba en todo momento. Desde sus inicios son claros embajadores de inclinarse por hacer música a base de un ruido angular y disonante, y el lirismo abstracto y los flujos de conciencia maniaca ya habían sido bien establecidos en su álbum de debut Holding Hands With Jamie. Ahora, vuelven con Most Normal, el tercer LP que edita la banda irlandesa, además de también ser lo primero que publican bajo su nuevo nombre (antes conocidos como Girl Band). Estilísticamente, vuelven con el mismo sonido agresivo y amenazador de siempre, desprendiendo una actitud aplastante y despreocupada que se contagia a través de los doce cortes que conforman la obra. Es fácil ver el ADN de agrupaciones como Suicide o The Fall en la idiosincrasia del grupo, pero no pienses ni por un segundo que esto los hará parecer predecibles. Los tonos de guitarra son oscuros y difusos, y la tónica general del álbum es industrial y abrasiva. Most Normal son Gilla Band mostrándonos una de sus ofertas más accesiblemente caóticas hasta la fecha.

La ansiedad marca una pauta descontrolada tras un zumbido de apertura que fácilmente se podría confundir con los sonidos de ambiente de una fábrica de metalurgia. The Gum ve como la banda se transforma tras unos tropos electrónicos que plantan su bandera en un abarrotado paraje de post-punk. El impulso demoníaco se apodera de canciones como Eight Fivers o Backwash, y a su vez Bin Liner Fashion se muestra con dientes de acero, al descubierto y arrojando altas dosis de tonos industriales incomodos en el ambiente. Es en The Weirds donde los elementos industriales brindan un verdadero servicio a la causa, contribuyendo con éxito a una sensación de melancolía palpante. Almost Soon juega un papel sólido en la atmósfera incómoda por la que levita él álbum y ahonda aún más en sus sonidos, con algunas de las baterías más concisas de todo el álbum, llegando a crear una tensión considerable. Post Ryan es la encargada de concluir el LP con sonidos paranoicos, cuerdas distorsionadas y una lírica opacada a base de temas como la depresión nerviosa.

Gilla Band rinde una presencia inquietante y un espíritu punk inquieto, que también es frívolo y oprimido. Los de Dublin son combustible para una liquidación visceral y una liberación para el descontento en masa. El álbum se siente crudo y cauterizado cuando se mueve por un ámbito de canciones alborotadas e incendiarias, y la banda aprovecha al máximo todo lo que deja por su camino. Sus letras se vuelven críticas, a menudo están cuidadosamente superpuestas para que los oyentes puedan interpretarlas de múltiples maneras. Queda claro que Most Normal nos muestra una banda segura de su propia identidad. así que vamos a darle una oportunidad a Gilla Band porque ellos están tratando de comunicarse con nosotros.

MÚSICA RELACIONADA

POND - Stung! (2024)

Crítica: POND - Stung!

20 junio, 2024
chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram