Crítica: Fleet Foxes - Shore

[kkstarratings]
1 octubre, 2020
Redacción: dod Magazine

Fleet Foxes - Shore (2020)

Redacción: Marcos Molinero

Seamos sinceros, no esperábamos un nuevo disco de los de Seattle en estos momentos. Ellos que siempre se toman su tiempo y son de ir con paso lento pero firme, han sorprendido a todos con Shore, su cuarto largo.

Robin Pecknold, cerebro del combo, es un tipo brillante que tiene un aura y una tendencia hacia la melancolía y la tristeza que se ha difuminado en casi todos los cortes de este trabajo. Basta con escuchar Sunblind para darse cuenta de que hay luz y optimismo en la música de los zorros del estado de Washington. He tenido la suerte de seguir a la banda desde sus inicios en 2006 y los he visto en directo en dos ocasiones, una de ellas en un auditorio de Barcelona en uno de esos conciertos en los que todo sale a pedir de boca. Su destreza instrumentista y vocal está lejos de toda duda y Robin, como letrista, es un pequeño gran genio poco reconocido desafortunadamente. No obstante, entiendo que su propuesta es demasiado compleja y poco comercial para estos tiempos que corren.

Amo su música y son una de esas bandas que dan sentido a tu vida. Su música ha estado en los momentos más sombríos de mi existencia y cierto es que la oscuridad de un disco como Helplessness Blues me ayudó mucho para salir adelante. Quizás es que oscuridad y oscuridad sumados dan por resultado esperanza. Tal y como comentaba antes, en este disco se atisban desde el inicio rayos de sol y pocas nubes en el cielo creativo de Robin y eso, a gente como a mí, nos descoloca de inicio. El gran acierto de la banda y sobretodo de Robin es que la evolución de Fleet Foxes es casi imperceptible pero enorme, parece que nada haya cambiado pero ha cambiado todo, textos y música. Los textos y sus melodías son más soleadas, más pop y mucho menos complejas, pero surten el mismo efecto.  Su música es barroca desde su inicial EP Sun Giant, pero en esta ocasión se han sacudido capas y andan más ligeros sin perder profundidad y efectividad como muestra Featherweight, un tema tan alejado de su disco de debut que parece no ser la misma banda a pesar de sonar a Fleet Foxes. ¿Una incongruencia? Para nada, parece que un maestro en Feng Shui se haya puesto tras los mandos de control. ¿De donde si no sale la belleza de A Long Way Past The Past, tan simple como emotiva a pesar de su final a lo Sopranos?

Los inicios nunca te abandonan del todo y es por eso que canciones como For a Week Or Two tienden puentes al pasado. La gracia de este disco es que variando unos grados la latitud de tu propuesta, quizás ahora lleguen más rayos de sol a tu casa de siempre.  Me cuesta imaginar una canción como Maestranza en otro disco de Fleet Foxes. Estoy convencido de que un pequeño paso para Robin es un gran paso para Fleet Foxes, como si fuera el Neil Amstrong del Folk norteamericano.

Que nadie se lleve a engaño, con este disco Fleet Foxes arriesgan poco y mucho a la vez. Arriesgan poco, pues pocos nuevas fans van a lograr y pocos van a perder del inicio. Pero arriesgan mucho, pues como músicos han abandonado su zona de confort para exigir mucho como oyentes. Shore es un excelente disco como los otros anteriores. Mal que les pese a algunos, sigo creyendo que Crack-Up es un disco más que notable. Me aburren los cansinos que siguen teniendo su debut en un altar y desmereciendo su obra posterior injustamente, y me temo que esos mismos seguidores no verán las virtudes de esta nueva maravilla por mucho que al escuchar Quiet Air/Gioia deban tragarse sus palabras. Ojalá pudiera despedirme de este mundo con Going-To-The-Sun Road sonando a mi alrededor, ya uqe pocas cosas más bellas hay para despedirse de este universo que  los  cuatro minutos que dura esta canción.

Shore  es un disco que necesita escuchas, necesita que crezcas con él, que vivas con y en él. Toda la música de Fleet Foxes necesita ser vivida, no son simples canciones, son píldoras de vida encapsuladas. En un par de años de convivir con Shore tendremos cientos de sensaciones y miles de recuerdos ligados a unas canciones que nos dejan ver lo hermoso de vivir con sus buenos y sus malos momentos.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram