dod letter

Crítica: English Teacher - This Could Be Texas

[kkstarratings]

English Teacher - This Could Be Texas (2024)

Con el hype de su parte y toda la prensa especializada de Reino Unido alimentando la expectativa de su llegada, el cuarteto English Teacher formaliza su aterrizaje con medio partido ganado y un primer larga duración que les postula desde ya como la nueva gran apuesta de la siempre fructífera escena underground británica. Los oyentes, sin embargo, curados ya ante la asidua y recurrente anunciación de falsos mesías semanales, estimamos que, antes de dejarnos llevar por falsas promesas, más próximas a un acto de fe que a una convicción real, debemos someter a objetivo examen la verdadera valía de este This Could Be Texas (2024), el debut oficial de la banda de Leeds que ha conseguido meterse en el bolsillo a los amantes de la música guitarrera más emocional y sentida.

Desde que en su día bandas como Black Country, New Road o caroline nos volaran la cabeza con esa particular mezcla entre post-punk deconstruido y pop folklorista enfermizo, muchos (demasiados) han sido los grupos que con más voluntad que acierto han intentado recoger su testigo y continuar ofreciendo una suerte de post-rock cansino y carente de personalidad. Instrumentalmente hablando, English Teacher puede parecer que se sube a ese cómodo carro de explotación como un polizón más. Sin embargo, hay un factor determinante que lo cambia todo y que les convierte directamente en los conductores de ese mencionado tren por derecho propio. Nos referimos, sin duda, al carisma que su líder y vocalista Lily Fontaine derrocha en cada una de sus descorazonadas letras, sumando a la fórmula y al conjunto uno de los principales atractivos que cautivarán nuestras atenciones.

Como buena hija de su tiempo, Fontaine no tiene reparo alguno a la hora de dejar que su lírica se vea influenciada por la presente realidad de su país. Una nación a la que no duda en cantarle las cuarenta, ya bien sea por su unánime inclinación política (“Can a river stop its banks from bursting? Blame the council, not the rain” espeta en Broken Biscuits) o por el tendencioso racismo con el que todavía, a día de hoy, tiene que lidiar (“despite appearances, I haven’t got the voice for R&B”, ironiza en R&B sobre las habituales presunciones hacia su raza y el tipo de música que debería hacer).

Nuevamente, las comparaciones con ciertos primeros espadas del rock de su país podrán venir a tu mente con facilidad (desde la calma inquieta de Yorke en Albatross hasta el humor mórbido de Morrissey en I’m Not Crying, You’re Crying, pasando por los riffs noventeros de Lewis Whiting que salpican el todo con un toque bluresquiano delicioso). Pero definitivamente, English Teacher, con su primer aporte en larga duración ya en la mano, demuestra ser mucho más que una simple amalgama de referentes y deudas estilísticas. El cuarteto de Leeds hace gala de una personalidad propia y abrumadora en cada envite, saliéndose de la paleta habitual y logrando que reflexionemos sobre el tiempo que hacía que no veíamos un debut de semejantes magnitudes. Su coral estado de gracia rompe escepticismos y nos deja claro que cualquier elogio hacia su hacer se queda corto. Esto no es más que el principio.

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram