dod letter

Crítica de 'United Crushes' - Poliça

[kkstarratings]

Poliça - United Crushers

Redacción Vitor Blanco

Que la salida del nuevo disco de Poliça iba a ser una de las fechas destacadas de inicios del 2016 era un secreto a voces. Inicialmente anunciada para el 4 de marzo; por fortuna la espera ha llegado prematuramente a su fin y el grupo de Minneapolis ha publicado por sorpresa su último larga duración, United Crushers.

Haciendo un poco de historia, Poliça dio el pistoletazo de salida a su carrera musical con la publicación en 2012 de Give You The Ghost, un ejercicio de synthpop (pero también rockero y psicodélico) que desde entonces no han parado de explorar. Apenas un año después publicaban su arrolladora continuación, Shulamith, que marcó también el inicio de una etapa de silencio durante casi tres años. Silencio que, finalmente, se ha roto.

El primer grito de regreso lo marcó el single Lime Habit, le siguieron Wedding y Lately. Y ahora, por fin, el álbum íntegro. Formado por 12 nuevos temas, sus 43 minutos de duración vienen a confirmar lo que Lime Habit vino a predecir: Poliça se han aventurado (o más bien desaventurado) a un sonido más amable. Sin prejuicios: este primer sigue siendo uno de los mejores temas de los primeros meses del año, con su batería constante, su crescendo – pero pausado y débil – de guitarra, la irrupción de sintetizadores y la controlada explosión melódica. Todo ello acompañado de la suave voz de Channy Leaneagh, sello característico.

Los americanos parecen haberse dado cuenta de ello: la voz toma en este nuevo larga duración una importancia inédita. Si comparamos Lay Your Cards Out, uno de los mayores éxitos de su álbum debut, con Summer Please (que abre este nuevo United Crushers) las diferencias parecen evidentes. En primer lugar, una voz masculina sorprende a todo aquel que conoce la fórmula general de agudos con la que funciona Poliça. Entonces, ¿quién es esta nueva voz?

Pasado un minuto nuestras dudas se solucionan. La americana vuelve a la carga. Pero tampoco lo hace de la forma a la que acostumbraba a hacerlo. Las novedades no se detienen. La desaparición de cualquier tipo de distorsión en su voz aporta al relato de la canción un intimismo, que unido a la naturalidad de su texto (la declaración de una madre a su recién nacido sobre toda la maldad y podredumbre: “quiero estar cuando seas lo suficientemente mayor para ver lo mierda que es el mundo”), crean una inestabilidad desconcertante que, ahora sí, no es del todo novedosa.

“Inestabilidad desconcertante” podrían ser perfectamente dos palabras que definieran toda la producción de Poliça. Y es aquí donde la banda americana encuentra aquello que la hace original, propia, individual. Si en Give You The Ghost y Shulamith dicha inestabilidad la encontrábamos más en lo apocalíptico y violento de su sonido (ahí están Violent Games, Trippin o Very Cruel para demostrarlo, como si de unos HEALTH menos radicales y más pop se tratasen); en este nuevo disco su capacidad para lo desconcertante lo encontramos en el contraste. Contraste entre la balada melódica con las explosiones contenidas; entre la voz aguda e irónica que parece derrochar optimismo pero encierra mensajes mucho más oscuros. Sobre ella se manifestó Channy Leaneagh afirmando que, en su nuevo disco, caminaba hacia la creación de una “música protesta moderna”.

Lo cierto es que en muchos puntos United Crushers acerca a Poliça al dreampop (con matices, claro) de Daughter. Kind y Lose You, los dos últimos temas del disco, así lo demuestran. El primero por su sonido; el segundo también por el desengaño amoroso tan en consonancia con el intimismo de la banda británica (que, por cierto, también acaba de publicar disco, y sí, también han innovado). Mientras que Lately y Fish On The Griddle, experimentan con la calma y la contención emotiva, como oasis en el epicentro mismo de este nuevo gran álbum. Calma rota, por su parte, por la batería tormentosa con la que se inicia Berlin.

Y, como todo gran álbum, sorpresas. La primera de ellas Melting Block, que acierta totalmente acelerando su melodía con una percusión constante y contraponiéndola a una voz que permanece en su lento ritmo actual. También Baby Sucks sorprende por acercarse al sonido funk. Pero, sobre todo, Top Coat se corona como mejor corte del álbum. El single que Wedding nunca debió haber sido, una combinación mágica de atmósferas pausadas con derroches sintetizados y una reverberación perfectamente dispuesta a lo largo del tema.

Siendo francos, este nuevo trabajo de Poliça podría llegar a decepcionar a los que fuimos más puristas de su sonido apocalíptico. Pero lo que puede (aunque no debería) apartar a algunos, tiene también la capacidad de acercar a muchos otros. Una moneda tiene siempre dos caras. También sería injusto elogiar a un grupo por continuar, inmutables, en su sonido más básico. Y es que esa capacidad de alterar las partes manteniendo intacta la estructura puede ser una de las características de una banda sólida; y es indudable que United Crushers viene a confirmar que Poliça saben hacerlo.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram