Crítica de 'Crack-Up' de Fleet Foxes

[kkstarratings]
16 junio, 2017
Redacción: dod Magazine

Crack-Up - Fleet Foxes

Redacción: David Moya

Dos discos bastaron para que Fleet Foxes se hicieran un hueco en esto de la música y alcanzaran un puesto privilegiado. Ahora, y tras seis años de larga espera, ve la luz Crack-Up, el nuevo trabajo de los de Seattle. Un álbum cocinado a un fuego muy lento (seis años dan para mucho), tal y como se hacen las cosas buenas. Seguro que conocéis la expresión “despacito y con buena letra”, y es que se podría aplicar perfectamente a lo nuevo de los estadounidenses. Cuando lo escuchéis sabréis de lo que hablo, pero vayamos por partes.

I am all that I need y Cassius son las canciones que dan el pistoletazo de salida, dándonos pistas de lo que será el disco en general. Tal y como se verá en el recorrido del mismo, notaremos una gran madurez respecto a los trabajos previos. Quizás donde se vea de una forma muy clara y notable dicha madurez sea en Fool´s errand y, especialmente, en If you need to, keep time on me.

En general, es un disco bastante oscuro con algún que otro toque de luminosidad, pero que emana una limpieza de sonido increíble si lo comparamos con las melodías a las que nos tenían acostumbrados. Aunque no nos vamos a engañar, nunca han tenido el sonido más sucio del panorama musical. Los temas que resumen a la perfección el concepto global del disco creo que son Naiads, Cassadies y Mearcstapa, que siguen una ambigüedad reseñable, pero siempre en una misma línea. Aunque sin duda, la síntesis del álbum llega con, Crack-Up, canción que, curiosamente, ha sido la elegida para bautizar al tercer hijo de los estadounidenses. Sinceramente, no creo que sea casualidad.

Pese a que todo en su conjunto tiene una gran coherencia de principio a fin, creo que podemos encontrar dos vertientes. Dos vertientes que se mueven dentro de la introspección y el oscurantismo que comentaba antes, pero solo hay que comparar Kept Woman y I should see Mepmphis con On another ocean y Third day of may, para que nos demos cuenta de lo que estoy hablando.

En resumen, Crack-Up es un disco que merece ser escuchado con los cinco sentidos puestos en él, y espero que consiga poneros los pelos de punta, tal y como ha hecho conmigo. Por suerte, Fleet Foxes están de vuelta y pasarán por España, concretamente por el Vida Festival y el BBK Live. Así que si os faltaba algún motivo para ir a verles, Crack-Up ha llegado para dároslo.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram