Crítica de 'Ayo' de Bomba Estéreo

21 agosto, 2017
Redaccíon: dod Magazine

Ayo - Bomba Estéreo

Redacción: Pilar Cachón

Calor, palmeras y mucha fiesta con sabor a ron. Sí, Bomba Estéreo ha vuelto a revolver las aguas caribeñas presentando Ayo, el último trabajo que los colombianos acaban de lanzar hace unos días.

El disco, compuesto de nueve temas empapados de electrónica tropical, es heterogéneo y creativo, aunque todas las canciones destilan revolución y apego a las raíces, como vienen haciendo en años anteriores. Sin embargo, en esta ocasión, los sonidos viran todavía más hacia la música anclada a su tierra, tuneando la cumbia para crear un estilo de folk caribeño contemporáneo totalmente adaptado a las pistas de baile occidentales.

Y es que Bomba Estéreo arriesga y gana, todos sus hits incluyen las palabras bailar, gozar y carnaval y nadie piensa en el terrible CaribeMix que tanto daño hizo a los 90. Ellos son diferentes, y con este álbum demuestran su capacidad para innovar compases que se intuían añejos y destinados a la verbena sudamericana. Si además sumamos el timbre de Lili, su vocalista, el resultado final se traduce en una oda a la libertad, especialmente en el primer tema que sacaron, Internacionales. Una apuesta por la fusión en su totalidad, enredando cadencias y con letras que recuerdan que lo bonito es la mezcla.

El contraste de una voz tan peculiarmente definida con la calidez transmitida por los ritmos latinos ha sido su marca de la casa desde sus inicios. Canciones como Ayo no iban a ser menos, continúa en la misma senda de buenrollismo y energía; o Amar así, cargada de sintetizadores, teclados y reverberación bailonga, desde luego. Porque escucharlos implica menear hasta la última falange, al igual que en Money, money, money.

No les bastaba con lo suyo que han tirado de agenda para juntarse con Balkan Beat Box y crear Química (Dance with me), donde la influencia del grupo israelita ha aportado unos toques de música árabe incitando más si cabe al contoneo del coxis.

A parte de la dosis de reguetón que trae consigo este disco, también se puede disfrutar de un viaje polifónico al Amazonas, gracias a Vuelve o Siembra, en las que juegan con flautas de millo y voces blancas que evocan la esencia andina más pura.

Para rematar la jugada, acaban con otras dos composiciones que vienen aliadas con chill out hawaiano y feminismo en Flower power; y Taganga, en la que fluyen las flautas de pan y el reggae navega a toda vela.

Bomba Estéreo son vida y emanan vida. Han regresado más fuerte que nunca y hechizan a cualquiera (sin ir más lejos, a Arcade Fire). Y sobre todo, son fieles a ellos mismos, su alma es el motor y sus cuerdas vocales, el vehículo encargado de guiarnos al nirvana tropical. ¡VIDA!


Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram