Crítica: Medhane - Cold Water

4 junio, 2020
Redaccíon: dod Magazine

Medhane - Cold Water (2020)
Redacción: David Mombiela

Monótonas palabras sobre desdibujados ritmos de rap. Es una definición perfectamente válida para un primer contacto con muchos de los artistas pertenecientes al difuso colectivo de rap underground [sLUms]. Sin embargo, una escucha más detenida permite apreciar que las letras son en realidad profundas reflexiones y dobles sentidos que abarcan desde problemas personales a corrosivas críticas políticas; y las instrumentales son abstractas y minimalistas composiciones con influencias que van desde el jazz al soul.

Este movimiento nacido en Nueva York y extendido por todo el país, se inspira en otro colectivo más conocido como Odd Future, y en concreto Earl Sweatshirt, una de las figuras referentes del rap abstracto. Alrededor de [sLUms] orbitan numerosos raperos como MIKE, Gio Escobar, Navy Blue, Pink Siifu, Mavi o el propio Medhane.

Con Cold Water (2020), el prolífico rapero de Brooklyn concluye en tan solo 6 meses su fugaz trilogía compuesta por el destacable debut Own Pace (2019) y el más experimental y autoproducido Full Circle (2020). En Cold Water, Medhane cuenta con la ayuda de numerosos productores como Ohbliv, Alexander Spit, Chuck Strangers y frecuentes colaboradores como Navy Blue, Stoney, Bori y iblss. En el apartado instrumental, Cold Water resulta más sólido y convincente que sus anteriores proyectos, funciona como un crisol de estilos diferentes interconectados por dominantes líneas de bajo.

Sobre estas apropiadas instrumentales, las concisas letras de Medhane se deslizan sutilmente creando poderosas metáforas como “Peace reside where the bliss lie / La paz reside donde yace la felicidad” en la canción Late, o comprometidas rimas sobre el histórico abuso policial hacia la comunidad afroamericana en el tema TRS: “Ancestors talk to me and i listen, Really on a mision, Fuck the judge and the jurisdiction, Empty the prisons”.

Pero Cold Water es principalmente un proyecto personal, introspectivo y como el propio artista ha reconocido “una lucha contra la depresión y la aceptación de mi salud mental”. Contiene desgarradoras y descriptivas rimas sobre sus momentos más difíciles: “I ain't get to build the bridge i was in my head, 2 weeks in the hospital bed, Mind moving weird” en el corte All Facts y sinceros agradecimientos a su familia: “Momma love me and i love her back, Got me everything i wanted when the summer passed, So you know i’m on a mission to refund the past” en la canción New Drip.

Cold Water se nos presenta como un producto aparentemente crudo y frio como su portada, sin embargo, con cada escucha vamos desentrañando una importante complejidad lírica y emocional del prometedor rapero Medhane.

MÚSICA RELACIONADA

FUZZ (2020)

Crítica: FUZZ - III

30 noviembre, 2020
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram